Camanchaca dio a conocer sus resultados correspondientes al primer semestre de 2021, informando ingresos totales por US$ 312 millones, un alza de 5,7% que el primer semestre de 2020, destacando el alza en la división de Cultivos por un 30% y Pesca 15%.

Asimismo, el EBITDA de la primera mitad del año alcanzó US$ 9,4 millones, que se comparan desfavorablemente con los US$ 38,8 millones del 1S 2020, afectado este año por los mayores costos de Salmones, una consecuencia de los efectos de floraciones de algas en el verano pasado. Los precios de venta de Salmones, clave en explicar los débiles resultados de 2020, tienen una recuperación importante pero no alcanzaron a compensar los efectos del verano, y llevan rezago por el bajo volumen disponible y por la existencia de contratos cerrados a fines de 2020.

Los negocios de Cultivos Sur y Pesca Sur mostraron desempeños muy favorables, compensando los efectos de floraciones sobre los de Salmones. Cultivos Sur (mejillones) mostró una mejora en la rentabilidad del negocio de 37% en su EBITDA respecto a la primera mitad de 2020, lo que se traduce en el mejor resultado semestral de su historia, obteniendo un EBITDA de US$ 4,4 millones. Las cosechas del semestre alcanzaron las 25 mil toneladas métricas, lo que es 13,9% mayor a lo registrado en el mismo período del año anterior y permitió crecer un 18,4% en el volumen producido de enero a junio.

A la fecha de esta publicación, las capturas de jurel en la zona centro-sur ya habían completado su cuota anual, habiendo llegado a 86% al cierre del semestre, superior a 75 mil toneladas incluyendo la fauna acompañante.

Este año y por falta de capacidad de congelado, Camanchaca dio énfasis a la producción de conservas, y harina y aceite de pescado de jurel. En esa línea, la empresa destaca por los mejores precios de la conserva de jurel y una importante mayor presencia en el mercado nacional, y un crecimiento en las ventas de harina de pescado impulsadas por la mayor producción y la recuperación de la captura de anchoveta en la zona Norte. Con ello, el segmento de Pesca alcanzó un EBITDA de US$ 21 millones.

El gerente general de Camanchaca, Ricardo García Holtz, destacó que “llevamos una excelente temporada para la pesca de jurel y sardina-anchoa, sustentada en la recuperación de biomasas y buen estado general de las pesquerías en que participamos. Este año, a pesar de no contar con la planta de congelados producto del siniestro del año pasado, los resultados han sido favorables teniendo en cuenta que el diferencial de margen variable que genere esta ausencia será cubierta por el seguro que cubre perjuicios por paralización y que esperamos reflejar antes de concluir el año 2021”.

El ejecutivo añadió que “la construcción de la nueva planta en Coronel, por su parte, avanza según cronograma y se contempla que esté operativa en enero del próximo año, lo que nos permitirá contar con mayor capacidad y eficiencias en los próximos años en que esperamos nuevos aumentos de captura de jurel”.

Buenas proyecciones

Asimismo, el gerente general de Camanchaca se mostró confiado en la proyección de recuperación del negocio de salmones a partir del segundo semestre de 2021. “Una demanda robusta y recuperada y una oferta chilena reducida mantendrán los precios altos del salmón durante el segundo semestre, lo que será reflejado en las cifras de ingresos. Y por el lado de los costos, este mes de agosto hemos concluido las cosechas de peces encarecidos por las condiciones ambientales que nos afectaron en el verano de este año, con lo que nuestros costos debiesen bajar gradualmente en la segunda parte del año”, comentó.

Destacó que “Camanchaca ha afrontado un adverso escenario desde abril de 2020 y hasta este primer semestre, enfocándose en mitigar riesgos, aprovechar oportunidades y prepararse para la recuperación. Las condiciones ambientales del verano que afectaron a nuestros peces en fiordos, nos han llevado a diversificar más nuestras áreas geográficas de cultivo de Atlántico, y darle uso a concesiones algo más riesgosas en el verano, con especies que se cosechen tempranamente. Así, podremos en los próximos años concluir nuestro plan de crecimiento, y reducir al mismo tiempo la exposición a riesgos ambientales”.

Covid-19: Estatus de la compañía

En medio de la pandemia mundial, Camanchaca además comunicó que cerca de un 80% de sus colaboradores tiene su esquema de vacunación completo. A la fecha no hay casos activos y la compañía mantiene las medidas preventivas sanitarias y operacionales para evitar contagios, y preservar así la salud de colaboradores y la continuidad operacional.