El licenciado en Biología de la Universidad de Tarapacá, Felipe Méndez-Abarca, lanzó recientemente “Peces marinos del norte de Chile” e “Invertebrados marinos del norte de Chile”, libros donde se puede encontrar información para la identificación taxonómica y el manejo ornamental de peces e invertebrados marinos de la costa nortina de Chile.

Los ejemplares fueron financiados por la empresa Aquainnova y el programa de Magíster en acuicultura de la UNAP en Arica, a través de su director, Renzo Pepe-Victoriano, quien además es coautor de las obras.

Felipe Méndez-Abarca se dedica a la educación ambiental y la conservación de la flora y fauna silvestre en la región de Arica y Parinacota. Trabaja actualmente en el NorthAmerican College. Además, es fundador y curador de la “ONG por la Conservación de la Vida Salvaje” y de la “Fundación Reino Animal”. 

AQUA pudo conversar con el académico, quien comentó sobre sus actividades, sus publicaciones y el aporte que entrega este material.

¿A qué se dedica, específicamente, la Fundación Reino Animal y la ONG por la Conservación de la Vida Salvaje?

La Fundación Reino Animal se dedica principalmente a la difusión de la fauna silvestre mediante exposiciones públicas, publicaciones científicas, libros y otras actividades afines que pueden ser financiadas mediante fondos estatales y privados. Por otra parte, la ONG por la Conservación de la Vida Salvaje, tiene como objetivo principal el manejo de flora, fauna y los ecosistemas que los poseen, tanto a nivel de observación en su entorno natural, como en el cautiverio. Gran parte de los datos publicados por la fundación, tanto en libros como en papers científicos, han sido entregados por la antes mencionada ONG. Ambas organizaciones sin fines de lucro funcionan con el mismo grupo directivo, pero con diferentes técnicos y profesionales de apoyo.

¿Cómo nace el interés de escribir el libro “Peces marinos del norte de Chile”, así como “Invertebrados marinos del norte de Chile”. ¿Cuáles son sus principales aportes?

“Peces marinos del norte de Chile l”, junto a su libro gemelo “Invertebrados marinos del norte de Chile ll”, corresponden a la continuación y mejoramiento de mi primer libro publicado en 2015 “El acuario marino costero chileno” y cuyo aporte fue importante, ya que actualmente se encuentran en las bibliotecas de todas las universidades del consejo de rectores que poseen carreras del área, además de la Biblioteca Nacional, el Congreso Nacional y el Centro de Investigaciones Marinas de la PUC, dando apoyo técnico a miles de estudiantes de pre y postgrado.

Estos nuevos libros, publicados el 2020, amplían el espectro del primer libro, ya que el número de especies se ha ampliado colosalmente, dando al lector toda la información importante para la identificación taxonómica y el manejo ornamental de peces e invertebrados marinos de nuestra costa nortina.

Ambos libros suman 650 fichas, con los datos para la identificación y mantención (parámetros físico-químicos del agua, entorno y alimentación) tanto de peces como invertebrados marinos que habitan en la zona costera del norte de Chile.

Estos libros, ¿ya están disponibles? ¿Dónde se puede acceder a ellos?

Actualmente, ambos libros están en proceso de reparto hacia las bibliotecas donde ya se encuentra su antecesor “El acuario marino costero chileno”, y para público general pueden ser solicitados en la página de la Fundación Reino Animal para formato impreso o digital.

¿Piensa incursionar en el desarrollo de nuevas publicaciones relacionadas con recursos acuáticos? ¿Cuáles son sus planes?

Estamos trabajando con la Fundación Reino Animal en un cuarto libro denominado “Guía de campo para la identificación de peces e invertebrados marinos del norte de Chile”, que consiste básicamente en una forma descriptiva y taxonómica de bolsillo para que estudiantes, pescadores, buzos y público en general pueda saber en terreno que especie de pez o invertebrado marino está observando y si se encuentra bajo normativas de conservación. Además, también estamos en proceso de realización de varias investigaciones científicas que deberían de culminar con algunas publicaciones.

Fotografías: Felipe Méndez-Abarca