El ministro de la Producción de Perú, Yvan Quispe Apaza, y representantes del Comité de Pesca y Acuicultura de la Sociedad Nacional de Industrias (SIN) acordaron aumentar el consumo humano directo de los productos hidrobiológicos e impulsar las compras estatales de la producción nacional.

En reunión protocolar, Yvan Quispe escuchó la exposición del presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la Sociedad Nacional de Industrias, David Epstein, quien remarcó que el país no solo debe conocerse por la exportación de harina de pescado, sino que también por su producción pesquera y acuícola para alimentar a las familias peruanas.

A su turno, el titular del Ministerio de la Producción (Produce) aseguró que el trabajo de su gestión camina bajo el lineamiento de incrementar el promedio de consumo de pescado (per cápita anual) de 17.3 kg a 20.5 kg. “Pondremos mayor énfasis en las regiones con consumos por debajo de la media nacional para disminuir los índices de anemia y desnutrición crónica infantil”, acotó.

Asimismo, el ministro de la Producción se comprometió en acelerar la formalización de los pescadores artesanales y sus embarcaciones, cuyos productos llegan a las mesas peruanas. Esto logrará el registro formal de 4500 navíos artesanales en el litoral (3500 con el Sistema de Información de Pesca Artesanal y 1000 en cooperativas pesqueras).

De igual modo, explicó, que a julio de 2026 se proyecta la formalización de 2500 unidades productivas en beneficio de más de 10 mil acuicultores y sus familias, dinamizando el sector de consumo humano nacional y la exportación con valor agregado.

Por su parte, David Epstein propuso que, por su importancia en la generación de empleo y valor agregado, así como para darle promoción al consumo humano directo de pescado, el sector debe incluirse en el régimen promocional de la agroindustria.

Además, el representante del Comité de Pesca y Acuicultura del SNI expuso la problemática sobre las exportaciones de productos hidrobiológicos a China, cuyos contenedores son retenidos hasta por seis meses, por la implementación de protocolos de control del COVID-19 por parte de la autoridad sanitaria de dicho país.

En respuesta, Quispe Apaza aseguró que convocará a los representantes de los ministerios de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior y Turismo para abordar esta problemática que perjudica al sector de pesca y acuicultura nacional.