El Consejo del Salmón de Chile (CDS) –asociación formada a mediados de 2020 y que reúne a las empresas productoras de salmón AquaChile, Cermaq, Mowi y Salmones Aysén– publicó el segundo reporte trimestral de la iniciativa “¡Juntos, limpiemos nuestras costas!”, correspondiente al periodo abril-junio de 2021.

Junto con dar a conocer los resultados del este plan -que partió en enero pasado y que busca contribuir con el cuidado del entorno-, la asociación gremial informó de la ampliación en su cobertura en la región de Aysén, puntualmente en sectores sumideros cercanos a Islas Huichas.

Actualmente, el programa considera la limpieza mensual en las playas sumidero ubicadas entre la Isla Imel y la Isla Quehui, en la comuna de Castro (región de Los Lagos); en el sector de Aldachildo en Isla Lemuy de Chiloé, localizada en la comuna de Puqueldón (región de Los Lagos); en Isla Puluqui, ubicada en la cuenca Reloncaví, comuna de Calbuco (región de Los Lagos); y además en Bahía Low, ubicada al norte de la comuna de Guaitecas (región de Aysén).

“Esta iniciativa refleja el compromiso permanente de nuestras empresas socias con el cuidado del entorno y apoyo a las comunidades. Hoy estamos sumando a este programa nuevas áreas de limpieza de sectores sumideros en Aysén, una región que es muy importante para la salmonicultura y el desarrollo de la macrozona sur de Chile”, sostuvo la directora ejecutiva del Consejo del Salmón, Joanna Davidovich.

Desde sus inicios, este plan considera dentro de sus ejes de acción una mayor frecuencia de limpieza en las playas aledañas a sus operaciones (esto en los centros de cultivo de Los Lagos, Aysén y Magallanes) a cada 15 días a lo menos, subiendo así los estándares de frecuencia. Hoy, la norma exige esta limpieza, pero no hay periodicidad establecida.

Asimismo, el plan incluye el compromiso de contribuir con la comunidad con la limpieza de playas sumidero de manera regular y sistemática una vez al mes. Estos sectores reciben residuos de distinta procedencia, por las corrientes marinas y los vientos, de las distintas actividades productivas, establecimientos comerciales, así como de residuos domiciliarios.

También se creó un registro detallado y periódico de las actividades de limpieza y residuos recogidos tanto en playas aledañas como sumidero, lo que ayudará a entender el tipo de residuos encontrados en las playas, su origen y material. “Queremos dar un paso hacia una mejor gestión de los residuos, además de proveer información muy valiosa para avanzar a futuro en iniciativas de reciclaje, revalorización y economía circular”, señaló Joanna Davidovich.

Según lo informado, se pretende marcar gradualmente los insumos productivos de las operaciones de las empresas, lo que permitirá que los residuos dejen de ser anónimos, permitiendo identificarlos y que cada empresa se haga responsable de los suyos. Este año se comenzó con el marcado de las estructuras de centros de cultivo.

Lea el reporte completo aquí.

Fotografías y video: Consejo del Salmón