La ministra noruega de Comercio e Industria, Iselin Nybø, y el ministro noruego de Educación e Investigación, Guri Melby, estuvieron esta semana en Trondheim (Noruega) para entregar NOK 120 millones (cerca de US$ 13 millones) al proyecto ZeroKyst. Entre otras cosas, ZeroKyst permitirá a un consorcio noruego demostrar soluciones para embarcaciones de hidrógeno y electricidad y suministro de energía móvil para la pesca y la acuicultura.

El proyecto es subvencionado por Green Platform Initiative, que brinda apoyo a empresas e institutos de investigación para el crecimiento verde impulsado por la investigación y la innovación. Su intención es crear empleos verdes y un futuro más sostenible.

“Este es el cambio verde en la práctica. Amplia cooperación entre instituciones de investigación, proveedores de energía, actores de la industria y compañías navieras para encontrar las mejores soluciones. Ganaremos dinero con el cambio verde. Este proyecto tiene un potencial significativo para la creación de valor y la exportación”, dijo Iselin Nybø.

El consorcio está formado por doce socios industriales y de investigación de toda la cadena de valor. El proyecto está dirigido por Selfa Arctic AS en Trondheim y es organizado a través del Clúster de Energías Renovables “Renergy”.

“Con ZeroKyst, fortaleceremos la creación de valor y las exportaciones noruegas a través del crecimiento ecológico. Demostraremos que tanto los barcos nuevos como los existentes en la industria pesquera pueden estar libres de emisiones y contribuir a reducir las emisiones de los barcos de pesca y acuicultura en un 50% antes de 2030”, señaló Erik Ianssen, propietario de Selfa Arctic AS y CEO de Hymatech AS.

El proyecto aborda la construcción de embarcaciones de cero emisiones y trenes de potencia de cero emisiones también, así como el desarrollo de los servicios necesarios para la industria pesquera y acuícola. También se ocupa de la construcción de infraestructura regional en Lofoten con energía de tierra e hidrógeno, así como de la producción de hidrógeno en Vannøya en Karlsøy.

El objetivo de la iniciativa es reducir el consumo de combustibles fósiles y reducir a la mitad las emisiones de la pesca y la acuicultura antes de 2030.

“Con esto, Lofoten se convierte en una punta de lanza internacional en el desarrollo de los buques de emisión cero del futuro para la industria de la pesca y la acuicultura”, agregó Ianssen.

44 proyectos compitieron 

La competencia fue dura por los fondos entregados por Green Platform Initiative, administrada por el Consejo de Investigación de Noruega, la Corporación de Desarrollo Industrial de Noruega (SIVA), Enova SF e Innovation Norway. En total, 44 proyectos de toda Noruega solicitaron subvenciones.

“Nuestra solución es pensar de manera integral y, al comenzar con segmentos de recipientes más pequeños, seremos capaces de hacer realidad el hidrógeno como combustible aún más rápido. Por lo tanto, la subvención de la Green Platform Initiative contribuye a acelerar aún más el cambio verde en los sectores azules”, dijo Olav Rygvold, presidente de la junta directiva de Renergy.

Entornos tecnológicos y de investigación reconocidos internacionalmente, como Siemens Energy, Plug, Sintef y NTNU también forman parte del consorcio ZeroKyst. Lofotkraft Muligheter AS, Ballstad Slip AS y el Municipio de Flakstad se encuentran entre los socios de colaboración que trabajan en el desarrollo de embarcaciones e infraestructura para una instalación piloto en Lofoten.

“Todos tenemos el deseo común de crear experiencia y desarrollar la industria en entornos costeros, y contribuir a la aceptación e implementación de soluciones de emisión cero y bajas dentro de las industrias de la acuicultura y la pesca en los próximos años. Este potencial de mercado es enorme y esto es solo el comienzo”, expresó Rygvold.

Una mayor experiencia da una ventaja

El proyecto ZeroKyst consta de una parte de la industria y una parte de la experiencia. La parte de la industria incluye el desarrollo de sistemas de propulsión, embarcaciones e infraestructura, mientras que la parte de experiencia incluye la investigación sobre el medio ambiente y la seguridad para desarrollar soluciones de hidrógeno y electricidad a largo plazo, seguras y energéticamente eficientes. Mientras tanto, Selfa Arctic AS encabeza la parte de la industria, y Sintef Energy Research es responsable de la parte de experiencia.

“Los nuevos conocimientos y pruebas de tecnologías y soluciones son cruciales para acelerar el cambio ecológico”, puntualizó Eirill Bachmann Mehammer, científico investigador de Sintef Energy AS.

El proyecto ZeroKyst presenta múltiples innovaciones dentro de la energía y otros campos especiales, incluida la primera instalación en el mundo para este tipo de energía móvil. Junto con NTNU, Sintef también desarrollará un plan cohesivo para el suministro de hidrógeno y la infraestructura de carga a lo largo de la costa noruega.

“La investigación conducirá a una mayor experiencia y conocimiento que se pondrá a disposición del público. Para los participantes noruegos, esta es una ventaja competitiva importante en el desarrollo de las soluciones de emisión cero del mañana”, dijo Bachmann Mehammer.

Fotografías: Sintef