BioMar anunció un plan de inversión integral para la unidad de negocios en Ecuador, y así respaldar aún más el portafolio de productos para alimentos para de alto rendimiento, dando continuidad a las sólidas cifras de ventas de esta unidad de negocio.

La inversión incluye nuevos terrenos, una transformación del diseño actual de la fábrica, la actualización de los equipos de peletización existentes y cuatro nuevas líneas para alimentos extruidos. Las inversiones son parte de la preparación para la introducción de nuevos conceptos avanzados de alimento para camarones, cuyo lanzamiento en el mercado está previsto a partir del 2022.

“Estamos desarrollando una nueva gama de productos de alto rendimiento, así como nuevos alimentos funcionales dirigidos a la práctica acuícola y los parámetros ambientales que se encuentran en Ecuador. Asimismo, vemos que los productores más grandes en el mercado están listos para iniciar el proceso de colaboración para el diseño de gamas de productos a medida para los mercados de EE. UU. y Europa, centrándose tanto en la composición del alimento como en la huella ambiental, la práctica acuícola y la calidad del camarón, lo que permite un posicionamiento específico del camarón hacia los minoristas y los consumidores finales. Esto requiere más capacidad, pero también más flexibilidad en nuestra configuración de producción”, explicó Henrik Aarestrup, VP Latam, shrimp & hatchery en Grupo BioMar.

“En otras especies, durante muchos años hemos estado diseñando productos con perfiles nutricionales y de sostenibilidad específicos junto con acuicultores, minoristas y proveedores. Recientemente comenzamos el mismo tipo de colaboración en el sector de camarón en Ecuador, y tenemos una gama de herramientas que nos permiten documentar nuestro impacto en el planeta, al mismo tiempo que optimizamos los resultados de la acuicultura “, agregó Henrik Aarestrup.

La exportación de camarón ecuatoriano ha experimentado una transformación y diversificación durante la pandemia.

“Creemos que el sector camaronero ecuatoriano está cada vez mejor posicionado para seguir creciendo en los años venideros, enfocándose en productos de valor agregado para los consumidores y la sostenibilidad. Estamos seguros de que una combinación de soluciones de alimentación extruidas y peletizadas unidas a una mayor flexibilidad en las materias primas de los alimentos ofrecerá las oportunidades adecuadas para prácticas de alimentación óptimas dentro de los diferentes entornos acuícolas en Ecuador”, concluyó Henrik Aarestrup. Las inversiones se llevarán a cabo en dos fases con las dos primeras líneas listas para su lanzamiento en 2022.

Fotografía: BioMar