Los Pescadores Industriales del Biobío expresaron su disconformidad frente al proyecto que está en discusión en la Cámara de Diputadas y Diputados que modifica el artículo 47 de la Ley General de Pesca y Acuicultura (Ley-18892), ampliando las áreas de protección de los recursos marinos aledaños a la costa.

“Este es un nuevo esfuerzo por profundizar el deterioro de la actividad pesquera industrial del país y su irremplazable aporte en la economía, el empleo y el desarrollo de múltiples comunas a la largo de Chile. Primero fue la ‘Ley de la Jibia’ y luego la ‘Ley de la Merluza’, ambos proyectos cuyo objetivo final es entregar en exclusiva la captura de dichos recursos a la pesca artesanal y ‘sacar por secretaría’ a la pesca industrial de la actividad”, expresaron los Pescadores Industriales del Biobío por medio de un comunicado emanado recientemente.

Además, frente a eso, la presidenta de los Pescadores Industriales del Biobío, Macarena Cepeda Godoy, señaló: “Los resultados de la Ley de la Jibia ya son por todos conocidos. Luego -y pese a la pesca ilegal artesanal sin control en Maule y Valparaíso sobre la merluza que la tiene al borde de la desaparición- los mismos parlamentarios apoyados en el argumento falaz de “proteger el recurso” tramitan actualmente otra ley para sacarnos del trabajo sobre este otro recurso pesquero. No contentos con ello, ahora ingresaron un tercer proyecto -bajo las mismas premisas equivocadas- que amplía la zona de reserva artesanal desde las 5 a las 15 millas, eliminando de un plumazo las zonas tradicionales de captura de la pesca industrial”.

“Es sorprendente la cantidad de errores que fundamentan este nuevo proyecto de ley, como por ejemplo indicar que la jibia está agotada o que la captura industrial de jurel y sardina se realizan con arrastre, cuando todo aquel que conoce de pesca sabe que se realizan con cerco y fuera de las 5 millas. Es lamentable”, agregó la dirigenta.

La representante de esta actividad productiva en el Biobío, que agrupa a 23 plantas de proceso, una flota de captura de 31 embarcaciones y donde trabajan más de 18.000 personas (directa e indirectamente) de Tomé, Coronel, Lota, Talcahuano y del Gran Concepción, participó el pasado miércoles 6 de octubre en la sesión de la Comisión de Pesca donde se comenzó a discutir la iniciativa.

En dicha sesión, Macarena Cepeda repasó los argumentos esgrimidos en el proyecto. “Creo que ha llegado la hora de decir la verdad y abandonar la letra chica contra la pesca industrial y que los parlamentarios patrocinantes se sinceren de una vez por todas y digan al país que su objetivo político es la desaparición de la industria pesquera y así dejamos de escuchar que el objetivo es la protección de los recursos y la sustentabilidad”, apuntó.

“Los argumentos que vemos reflejados en el proyecto de ley, solo desinforman y confunden a aquellos parlamentarios que desconocen la realidad pesquera y sobre todo a la opinión pública. Esta iniciativa legislativa no apunta a proteger la sustentabilidad de los recursos”, agregó.

La presidenta de los Pescadores Industriales llamó a los parlamentarios del Maule y Valparaíso a dar muestras de un compromiso real por la sustentabilidad de los recursos pesqueros y a poner en tabla y tramitar otras inicitivas que consideran de mayor relevancia.  “Más y mejores recursos humanos, técnicos y económicos para fiscalización y combate contra la pesca ilegal y la certificación del 100% de los desembarques del sector artesanal (hoy excluidos de declarar qué, cuánto y dónde pescan)”, dijo para finalizar la dirigenta.

Fotografía: Armada de Chile