El centro de investigación Huenquillahue de Mowi Chile (región de Los Lagos) lleva meses analizando la capacidad de retención de larvas de Caligus rogercresseyi, sobre paños de tela Garware para ser utilizadas en skirt como barrera mecánica en los centros de cultivo de salmones.

Así es como sometió a pruebas las mallas por medio de tamices para el paso obligado del flujo de agua con adición de larvas en estado nauplio (I-II) y copepoditos, evaluadas en tres aspectos: Su capacidad de retención de larvas de C. rogercresseyi; estimación de porcentaje de ingreso de larvas a diferentes velocidades de corriente y con peces para ver la fijación de los copepoditos que logran atravesar la tela.

Al respecto, desde el área de salud Mowi Chile indicaron que “las pruebas de efectividad de las telas que se han realizado en conjunto con la Universidad Austral de Chile, para el combate del Caligus, han traído buenos resultados y estamos considerándolas dentro de las alternativas de manejos no medicamentosos para el control de este parásito”.

Resultados

Los resultados del estudio realizado por la Universidad Austral destacan la evaluación de jaulas de tela en un canal de prueba para la estimación de permeabilidad al paso de las larvas, registrando un bloqueo del 99,6% de las larvas de Nauplios y del 99,7% de las larvas de Copepoditos, para que no entren en la jaula. En cada caso, la cantidad de agua utilizada fue de 340 litros con 3.700 larvas por ensayo, un total más de 133.800 larvas, donde se les aplicó un flujo de agua a velocidades de corriente de 0.5, 2 y 3.5 cm*s-1.  Así, la tela Garware X12 es recomendable como barrera mecánica contra larvas de C. rogercresseyi, tiene características de alta calidad y permite el paso del flujo de agua, sin mayor resistencia a velocidades de corrientes medias, lo que debería ser favorable para maximizar la oxigenación natural del centro de cultivo, según lo informado desde la compañía proveedora.

“Los skirt para la prevención de la infestación, son una barrera física que rodea la jaula pecera, en base a la tela X12 que permite que el agua fluya, evitando el ingreso de los piojos. Esta posibilita 80 veces más flujo de agua que una tela común para estos fines. El tejido de la tela X12 bloquea el ingreso de las etapas tempranas del parásito y propicia un intercambio adecuado de agua. Es un producto no farmacológico, como parte de las estrategias para reducir el uso de fármacos, cuya experiencia de campo arroja una disminución en la frecuencia de los baños de hasta un 50%, con una merma de piojos de hasta un 60%. Desarrollamos una tela tridimensional de 80 a 150 micras de apertura para Noruega, y una segunda generación de 60 a 100 micras para Chile, dado que el piojo de mar local es más pequeño, generando un producto aplicado al mercado nacional”, comentó Marcos Jofré, business associate de Garware Technical Fibres.

La infestación por caligidosis es un factor limitante para el crecimiento en la producción de salmón en el mundo, donde el uso de productos antiparasitarios se ha vuelto cada vez menos efectivo debido al desarrollo de resistencia de los parásitos. Así es como el foco mundial se ha puesto en la implementación de nuevos métodos complementarios de control no farmacológicos como las lonas, en el manejo de infestaciones causadas por el piojo del salmón.

Fotografías: Garware