El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) abrió tres vacantes en Chile para conformar equipo implementador del proyecto entre Chile y Perú “Catalizando la Implementación de un Programa de Acción Estratégico para la Gestión Sostenible de los Recursos Marinos Vivos Compartidos en el Sistema de la Corriente de Humboldt”.

El proyecto, también conocido como GEF Humboldt, es financiado por el Global Environmental Facility (GEF) con aportes no pecuarios de Chile y Perú y tiene al PNUD como agencia implementadora y como organismos ejecutores a la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de Chile (Subpecsa) y al Ministerio de la Producción del Perú (Produce).

El objetivo de la iniciativa es facilitar el manejo pesquero basado en ecosistemas y restauración de ecosistemas en el Sistema de la Corriente de Humboldt para la provisión sostenible y resiliente de bienes y servicios de los recursos marinos vivos compartidos, de acuerdo con el Programa de Acción Estratégico aprobado por Chile y Perú.

El proyecto busca resultados beneficiosos en seis áreas específicas: mejorar los escenarios de manejo pesquero existentes para la recuperación y/o mantención de las poblaciones de recursos pesqueros; optimizar la calidad ambiental costera y marina con un enfoque integrado y de planificación espacial marina; fortalecer sistemas para contribuir en el mantenimiento y/o recuperación de la biodiversidad marina; asistir en la diversificación y creación de nuevas oportunidades productivas para los pescadores; aumentar la seguridad e inocuidad alimentaria con base en recursos pesqueros; y compartir las lecciones aprendidas en el proyecto y las buenas prácticas.

Los recursos pesqueros sobre los cuales trabajará el proyecto son anchoveta (stock norte de Chile y sur del Perú), jibia o pota, recursos bentónicos costeros, y macroalgas. En tanto, los sitios de intervención serán: bahías de Iquique en Chile y Paracas en Perú para aspectos de manejo integrado y planificación espacial; las localidades de Coquimbo, Puerto Aldea, Torres del Inca, y el tramo entre Chañaral y Caldera en Chile, y las localidades de Pisco, San Juan de Marcona, y Ático en Perú, para intervenciones de diversificación productiva; las áreas protegidas de Punta Morro-desembocadura río Copiapó-Isla Grande de Atacama y Chipana en Chile; y la Reserva Nacional San Fernando, Punta San Juan y Punta Atico en Perú, para intervenciones de conservación de biodiversidad y gestión de actividades productivas dentro de áreas protegidas.

Los cargos que se han abierto corresponden a consultor/a especialista en monitoreo y evaluación; especialista en diversificación productiva; y asesor de proyecto administrativo financiero.

Para más información del proyecto y postulaciones se puede pinchar aquí.

Fotografía: Subpesca