Dirigentes de Ferepa Biobio se reunieron la mañana de ayer con pescadores artesanales de Caleta Maule (región del Biobío), oportunidad donde discutieron sobre sus problemáticas y ofrecieron apoyo en cuanto a la tramitación de los espacios que aspiran administrar en el marco de la Ley de Caletas.

El encuentro se desarrolló en el marco del programa de trabajo de Dirigentes de la Federación Regional de Pescadores Artesanales de las regiones de Biobío y Ñuble. El objetivo de los dirigentes es reunirse con los pescadores artesanales en terreno y apoyar a los sindicatos en sus postulaciones a los espacios que la Ley de Caletas contempla para su desarrollo económico. Para este fin, los profesionales de la Federación están realizando los estudios georreferenciales o mediciones para establecer las coordenadas de los espacios que solicitarán al Sernapesca y que la Ley de Caletas exige para poder aprobar o rechazar.

El proyecto busca transformar los espacios de las Caletas en Unidades Económicas sustentables que permitan el ejercicio de nuevas actividades como la gastronomía, el turismo, la artesanía, los viajes recreativos por el mar, fiestas costumbristas, “todas actividades económicas complementarias a las labores propias de la pesca artesanal y que permitirá mejorar la calidad de vida”, manifestaron desde la Federación.

Hugo Arancibia Zamorano, presidente de Ferepa Biobio, dijo “hay caletas aún desconocidas para la comunidad y que reúnen espacios naturales que podrían ser visitados por turistas tanto nacionales como extranjeros. Estos encuentros nos permiten compartir con los pescadores y conocer sus problemáticas de manera integral y fortalece nuestra voluntad de llegar al máximo de caletas posibles para ir avanzando en los trámites que contempla la Ley de Caleta. El mayor anhelo de los pescadores es ser propietarios de los espacios donde viven, emprender, aplicar valor agregado a los recursos y diversificar la actividad, porque de esta forma podrán alcanzar una calidad de vida mejor, tanto en su trabajo como en el ámbito social”.

Al final de la jornada, Hugo Arancibia Zamorano fortaleció aspectos de la Ley N° 21027 y señaló que “Es una certeza jurídica sobre la tenencia de los pescadores artesanales y sus comunidades sobre los espacios donde realizan su actividad. En ellas se podrán realizar todas aquellas labores vinculadas con el desarrollo de las actividades pesqueras extractivas y de transformación, de pesca recreativa y de acuicultura a pequeña escala. De esta forma las caletas pesqueras del país se convertirán en unidades productivas, económicas y sociales ubicadas en determinadas áreas geográficas, para fomentar y motivar la diversificación productiva como Unidades Económicas autosustentables”.

Es en este contexto reafirmó que “el Equipo Técnico de nuestra Federación, con los resguardos necesarios en época de pandemia, ha continuado realizando su trabajo en terreno con miras a que el proceso avance hasta lograr el gran objetivo de esta Ley que significará la primera transformación más importante que se realice históricamente en estos asentamientos urbanos”.

Fotografías: Ferepa