En una fiscalización de rutina llevada a cabo el fin de semana pasado en la región de Aysén, funcionarios del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) se encontraban fiscalizando y verificando que todo esté dentro de lo que exige la normativa. Sin embargo, se encontraron con que un desembarque de erizo no cumplía con el tamaño mínimo requerido por la Ley, es decir, siete centímetros.

Se cursaron dos citaciones al Juzgado Civil de Puerto Aysén e incautaron 3.943 kilos de erizos en poder del infractor a disposición de lo que determine el Magistrado.

“Extraer recursos que no han alcanzado la talla mínima legal de extracción es un hecho grave, ya que esto significa que los recursos que se han extraído ilegalmente no han alcanzado la madurez para su reproducción. Se está atentando directamente contra la recuperación del erizo en los bancos naturales, un recurso que es muy importante para la actividad pesquera artesanal de nuestra región,” aseguró Cristian Hudson, director regional de Sernapesca Aysén.

Fotografía: Sernapesca