Desde que comenzó la implementación del Acuerdo de Producción Limpia (APL) hace 24 meses, las pequeñas, medianas y grandes empresas mitilicultoras adheridas se comprometieron para cumplir todas las metas que les permitiesen obtener la certificación del sello azul. Y si bien, de esos 24 meses, 22 tuvieron que realizarse en pandemia por Covid-19, eso no fue impedimento para que los establecimientos avancen en su ejecución, según lo informado desde la Asociación de Mitilicultores de Chile (AmiChile).

Se logró capacitar a los trabajadores sobre la importancia del reciclaje y el manejo de residuos; dispusieron de separadores de material reciclable para llevar a los puntos verdes de su localidad; limpiaron playas sumidero; crearon modos eficientes de ahorrar en energía y agua; incluso, muchos de ellos, sumaron desafíos que no estaban dentro de las metas, demostrando la motivación por el trabajo sustentable, definiendo sus propios indicadores para optimizar aún más sus procesos.

En un comienzo fueron 33 establecimientos, pero luego se adhirieron más, y ahora son 45 las que esperan el proceso de auditoría, el cual es fundamental para obtener el sello azul.

Leer >> Mitilicultura: Visitan establecimientos que están adheridos al APL para corroborar avances en sostenibilidad

Para esta fase final, los establecimientos deben evaluar el impacto alcanzado a través del APL, por lo que es necesario que las empresas respondan atentamente a cada una de las preguntas que se les entregará en una encuesta diseñada por AmiChile y validada por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático.

Si las empresas no cumplen con el 100% de lo requerido, no podrán certificarse. Por ello, es que es tan importante que los encargados de APL de cada empresa se comprometan y participen activamente en la fase final de este proceso.

Leer también >> Sostenibilidad: AmiChile realiza charlas con participantes del APL

Toda esta información fue entregada el pasado martes a las empresas adheridas en una reunión sostenida vía online entre AmiChile, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático y Mejillón del Sur, esta última es la consultora que ha estado apoyando la implementación del APL y ahora también la fase de certificación y evaluación de impacto.

Fotografía: AmiChile