Un importante hito productivo ha conseguido Salmones Camanchaca este año al iniciar su tercera temporada consecutiva de salmón del Pacífico (coho) sin haber utilizado antibióticos durante el cultivo de esta especie. La cosecha comenzó el 1 de noviembre y se extenderá hasta mediados de enero de 2022.

Para lograrlo, la compañía ha puesto el foco en proveer a los peces de dietas de alto estándar nutricional, además de mantener un estricto plan de vacunación durante la vida joven de los ejemplares y concentrar esfuerzos en I+D para, mediante la genética, avanzar en términos de la resistencia a enfermedades y, por ende, en su eficiencia productiva.

Justamente, la principal causante del uso de antibióticos en la industria chilena es la Septicemia Rickettsial del Salmón (SRS), causada por la bacteria Piscirickettsia salmonis, que afecta a los salmones en la etapa de engorda en los centros de mar y que puede producir alta mortalidad. Las acciones llevadas adelante por Salmones Camanchaca han logrado reducir la exposición del coho a ella, a lo que se suma que esta especie per sé es menos propensa a contagios, debido a que su ciclo en agua salada sólo dura 7 a 8 meses.

“Apuntamos a desarrollar una salmonicultura competitiva pero sostenible y la disminución continua en el uso de antimicrobianos en el salmón del Pacífico es producto de esa mirada. No obstante, cabe señalar que estamos comprometidos a hacer un uso responsable y eficiente de los antibióticos en el resto de nuestros ciclos de producción, cuando corresponda. Cada tratamiento con antibióticos es siempre prescrito por un veterinario certificado y con evidencia clínica cuando se requiere tratamiento”, indicó Alfredo Tello, gerente de Sostenibilidad de la compañía.

Durante la primera y segunda temporada, la firma logró cosechar cerca de 5 mil toneladas de salmón coho y, bajo el mismo modelo del cero uso de antibióticos, ya proyecta llegar a las 6 mil toneladas para 2023, y entre 8 mil y 9 mil hacia 2024.

Mirada comercial

Un producto libre de antibióticos es altamente apreciado por el consumidor, sobre todo en ciertos mercados internacionales. El principal mercado del salmón coho sin antibióticos está en Japón, país que reúne entre 80% a 90% de la demanda y con un consumidor particularmente exigente. Adicionalmente, Salmones Camanchaca busca potenciarlo en Estados Unidos -donde comercializa su marca de consumo masivo Pier33-, pensando en un público que es cuidadoso con el contenido nutricional y el aporte al sistema inmune.

“El mercado está dispuesto a premiar estos esfuerzos y, bajo esa mirada, esto es algo que planeamos mantener, buscando consolidar ventas y abriendo nuevos nichos de interés”, destacó Daniel Silva, gerente comercial de Salmones Camanchaca.

Fotografía: Salmones Camanchaca