A Comisión Mixta fue enviado el proyecto (boletín 11311) que considera a las marejadas como fuerza mayor. Ello, para que los pescadores artesanales puedan mantenerse en el Registro de Pesca Artesanal (RPA), a pesar de mantenerse paralizados por el daño en las caletas.

La Cámara no acogió los cambios hechos por el Senado. Se trata de dos enmiendas. La primera, relativa a la certificación del cierre de puertos por parte de la Autoridad Marítima. La segunda, establecía una excepción en la veda o cuotas cuando las marejadas u otro efecto climático produjera el varado de algas.

En el debate intervinieron las y los diputados Marcela Hernando (PR), Daniella Cicardini (PS) y Rubén Moraga (PC), quienes destacaron que esta iniciativa beneficiará a miles de pescadores artesanales afectados por las marejadas.

Sin embargo, entre los cuestionamientos estuvo la discrecionalidad en el caso de los excedentes de alga y pidieron que estos no sean parte de la cuota.

Cabe mencionar que representarán a la Corporación en la comisión mixta Marcela Hernando, Gonzalo Fuenzalida (RN), Sergio Bobadilla (UDI), Gastón Saavedra (PS) y Rubén Moraga.

Objetivo de la iniciativa

La destrucción de la infraestructura del borde costero es un problema recurrente. Afecta labores productivas como la pesca artesanal. En tal plano, los pescadores artesanales deben paralizar por un tiempo sus labores, mientras se reparan los daños causados por las olas en las caletas y borde costero, en general.

Actualmente, este tiempo se contabiliza como periodo de inactividad, lo que complica su permanencia en el Registro de Pesa Artesanal. Ello, puesto que, al sumar tres años sin actividad pesquera extractiva, puede caducar su autorización de pesca.

Es por eso que el proyecto considera a las marejadas como caso fortuito, para evitar esta eliminación del Registro Pesquero.

Fotografía: Cámara