Skretting, empresa dedicada a entregar soluciones y servicios nutricionales para la industria acuícola a nivel mundial, continúa apostando por la entrega de dietas para salmónidos con un fuerte compromiso con la sostenibilidad en cada uno de sus procesos. Esto se ve reflejado no sólo en la elección de sus proveedores y en el cuidado específico del medioambiente, sino también en su RoadMap de Sostenibilidad de cara al 2025, construido sobre los pilares de Salud y Bienestar, Clima y Circularidad, y Buena Ciudadanía.

En el RoadMap se establece una estrategia con medidas concretas a ejecutar en sus diferentes operaciones en el mundo. Entre ellas, la reducción de sus emisiones de carbono, el compromiso con los llamados SBTIi (Objetivos Basados en la Ciencia), y la adopción de objetivos extraídos del Acuerdo de París para limitar el aumento de la temperatura global, así como también su adhesión a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

Durante 2021, Skretting, parte de Nutreco y miembro de las empresas del conglomerado SHV, comenzó a implementar esta nueva hoja de ruta en las diferentes empresas alrededor del mundo. La nueva estrategia establece metas renovadas y medibles, incluyendo esfuerzos para reducir la resistencia a los antimicrobianos (RAM) y una reducción general de su huella de carbono. De igual forma, la matriz de Skretting establece ambiciosas metas; entre ellas, que para el 2025 el 50% de los desechos sean reciclados y se envíen menos del 15% de los desechos no peligrosos a vertederos. Así, proyectan que para el 2030, el 60% de los residuos se reciclarán y no se enviarán residuos no peligrosos a vertederos. Además, en la presentación de su Reporte anual de Sostenibilidad, que se puede revisar en profundidad a través de su sitio web, Skretting detalla hitos importantes en esta materia dentro de un período de tiempo difícil para la industria alimentaria a nivel global.

Therese Log Bergjord, CEO de Skretting, se refirió a la importancia de priorizar la sustentabilidad en la industria de los alimentos. “El papel de la naturaleza y las industrias vinculadas es cada vez mayor. Si bien las energías renovables juegan un papel cada vez más importante en la mitigación del cambio climático global, la acuicultura proporciona hoy una fuente importante de nutrición y de empleo para la creciente población mundial y en particular, para los países en desarrollo. Por lo mismo, y como líderes de la industria, estamos en una posición sumamente importante respecto a la responsabilidad, no sólo de entregar proteínas de calidad, sino también, de ser mucho más cuidadosos con el uso y protección de los recursos naturales”, dijo.

Frente al desafío impuesto por la pandemia de Covid-19, Log Berjord señaló que “siempre estaré orgullosa de que, a pesar de todas las dificultades enfrentadas, todas y cada una de nuestras fábricas han permanecido abiertas durante la crisis, produciendo alimentos y soluciones esenciales para la acuicultura, respondiendo a las nuevas demandas de mercados dramáticamente cambiados. Estos esfuerzos permitieron contribuir con la entrega de más de 21 millones de porciones de alimentos marinos todos los días el año pasado”.

“Skretting también ha podido promover muchas de sus asociaciones con las partes interesadas el año pasado. Somos y siempre seremos una empresa ambiciosa; nuestra intención es ser una fuerza impulsora en el espacio mundial de la acuicultura, permitiéndole alcanzar su máximo potencial como fuente de seguridad alimentaria. Pero esto no es algo que podamos hacer solos. La colaboración es fundamental; como industria, somos mucho más fuertes juntos que solos, y tenemos la responsabilidad compartida de actuar”, finalizó la ejecutiva.

Frente a estos desafíos, la compañía también detalló sus principales ambiciones de sostenibilidad a nivel global, destacando su contribución a la producción acuícola climáticamente neutra fabricando alimentos para peces de manera sustentable, demostrando una mayor eficiencia en el uso de recursos y nutrientes, promoviendo prácticas de abastecimiento responsable, mejorando la salud de los peces a través de la innovación y el desarrollo de ingredientes para alimentos con menor huella ambiental o social, en comparación con los ingredientes convencionales.

Fotografía: Skretting