El próximo miércoles 24 sesionará la Comisión de Pesca y Acuicultura de la Cámara de Diputadas y Diputados y dará paso al II Trámite Constitucional del Proyecto de Ley del Ejecutivo que modifica la Ley de Pesca y Acuicultura en el ámbito de los recursos bentónicos.

La iniciativa fue aprobada por unanimidad en el Senado. “Se ratificó el proyecto de ley que reconoce y fortalece de manera sustentable la pesca bentónica artesanal, es decir, aquella que ejercen buzos, algueros y recolectores de orillas en distintas regiones del país”, señalaron los dirigentes de la Federación de Pescadores Artesanales de la región del Biobío (Ferepa).

“Esta disposición legal busca reconocer y fortalecer la actividad que ejercen miles de pescadores artesanales del país y, además, contempla el fortalecimiento de  las Áreas de Manejo y la Explotación de los  recursos bentónicos. Esto en un régimen de acceso que asigna derechos de explotación exclusiva a organizaciones de pescadores artesanales mediante un plan de manejo y explotación basado en la conservación de los recursos bentónicos presentes en sectores previamente delimitados”, puntualizó el presidente de Ferepa Biobío, Hugo Arancibia.

“El avance de este proyecto es una gran noticia para los miles de hombres y mujeres que con sacrificio extraen recursos del mar y contribuyen a llevar alimentos frescos a la población”, añadió Hugo Arancibia. Precisó que “una de sus particularidades es que reconoce a los asistentes de buzos como pescadores artesanales, labor que en Chile ejercen muchas mujeres, lo cual evidencia el enfoque de género que tiene la propuesta en este y otros puntos”.

“El proyecto busca, además, introducir mejoras en relación con la administración de las pesquerías bentónicas, el reemplazo de los pescadores inscritos en la categoría de buzo, la situación de las mujeres embarazadas que se dedican a la actividad y la operación sobre los peces de roca, tarea que en muchos casos es de índole ancestral. Incluye, igualmente, una disposición enfocada en sustentabilidad: entregar a los comités de manejo facultades para determinar el número de buzos -hombres y mujeres- que pueden operar sobre determinados recursos bentónicos”, destacó para finalizar.

La iniciativa presenta las siguientes materias:

  • Incorpora al asistente de buzo a la definición de pescador artesanal.
  • Extiende la definición de veda, ya no solo a la prohibición de captura o extracción de una o más especies hidrobiológicas.
  • Incluye nuevas definiciones: Recurso bentónico, embarcación bentónica y unidad extractiva de recursos bentónicos. También conceptualiza lo que se entiende por técnica de extracción, utensilios específicos de extracción, acción de manejo, banco natural y pradera de algas.
  • Prohíbe el barreteo como forma de extracción de algas.
  • Para la administración y manejo de una o más pesquerías de recursos bentónicos, la Subsecretaría de Pesca podrá establecer un plan de manejo aplicable a toda o parte de una región o regiones.
  • El plan podrá contemplar la implementación y uso de dispositivos de posicionamiento satelital en el mar.

Fotografía: Archivo