El pasado 17 y 18 de noviembre, en Valparaíso (región de Valparaíso), se llevó a cabo la Reunión Nacional de la Conapach. En la instancia se abordó la actualidad política nacional, las principales dificultades que enfrenta el sector en materias relacionadas con la puesta en marcha del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal (Indespa) y los problemas que están enfrentando en torno a la fiscalización de parte del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), entre otros temas.

De este modo, la primera jornada contó con la presencia del director Nacional de Sernapesca, Claudio Báez, quien acogió las principales inquietudes de los dirigentes. Estos señalaron que existe una “persecución” del Sernapesca en contra de la pesca artesanal, respecto a la cantidad de partes cursados en los últimos dos años y la poca regulación en torno a los robos en áreas de manejo, así como de la pesca de la merluza austral con red de enmalle y el retiro de las jaulas hundidas y abandonadas por las salmoneras.

También se refirieron a la puesta en marcha de la Ley de Caletas y las prácticas que se han observado por parte de funcionarios del Sernapesca en torno a la designación de los espacios costeros para la pesca artesanal. “Se riñen con los objetivos de la ley, produciendo trabas a las actuales administraciones para acceder al manejo de sus respectivas caletas y un retraso sustantivo en sus destinaciones”, indicaron los dirigentes.

La autoridad fiscalizadora señaló que en la reunión se pudo intercambiar impresiones acerca de cuáles son los verdaderos problemas de la pesca artesanal. También destacó el ambiente de respeto en que se realizó la conversación, asegurando que, mientras el Sernapesca trabaje en conjunto con los dirigentes de la pesca artesanal, será propicio para resolver los conflictos.

En la segunda jornada, los dirigentes se reunieron con el director ejecutivo de Indespa, José Pedro Núñez, con quien tuvieron la oportunidad de consultar sobre la posibilidad de flexibilizar los requisitos para acceder al concurso de Reparación de Embarcaciones. Entre las exigencias de la convocatoria está presentar el certificado de navegabilidad al día, lo que deja fuera pescadores que, por pandemia y por no tener sus embarcaciones operativas, no pueden optar al beneficio.

Además, se expusieron las dudas acerca de la lentitud en la implementación del Instituto, las características de su funcionamiento y el avance en la creación de los Comités Consultivos a nivel nacional, donde se comprometió por ley la participación activa de pescadores artesanales en torno a la definición de los programas de financiamiento y apoyo.

En la reunión, también se contó con la presencia de la subsecretaria de Pesca, Alicia Gallardo. “Es muy grato reunirse con los dirigentes de la Conapach, porque sus propuestas tienen bases científicas, son muy estudiosos y además consideran siempre el bien común de la pesca artesanal. En general, hay una preocupación por la pesca recreativa en las áreas de manejo, por lo tanto, nosotros vamos a difundir el reglamento de pesca recreativa para conocer su opinión a partir del 29 de noviembre, ese es el primer acuerdo”, dijo Gallado.

Y continuó, “luego me preguntaron que iba a pasar con los remanentes y les dije que eso era un análisis científico en base a los datos que entrega el Instituto de Fomento Pesquero, IFOP. Igual me entregaron datos bastante interesantes, sobre todo de la pesca pelágica del Biobío y que yo voy a tener a consideración para presentación, si tengo los antecedentes suficientes”

“Por último, nos pusimos de acuerdo para realizar un taller e invitar al Sernapesca para que puedan conversar con los dirigentes y ver que ocurre en cada región y fundamentalmente con algunas situaciones en particular, en la macrozona norte, con el tema del bolinche, el dorado y en Indespa”, recalcó la autoridad pesquera.

Fotografías: Conapach