La sostenibilidad es un tema de vital importancia para la industria del salmón, nacional e internacional. Las compañías del rubro están realizando importantes esfuerzos por avanzar en la materia, proponiéndose metas y acciones claras para lograr cambios significativos.

Es el caso de Multi X, compañía que ha estado trabajando sistemáticamente en este ámbito, lo que la ha llevado a ser reconocida en diferentes instancias internacionales. Por ejemplo, recientemente se informó que fue seleccionada, por tercer año consecutivo, como parte del Dow Jones Sustainability Index, el ránking ESG (Environmental, Social and Governance) más reconocido del mundo debido a su completa evaluación de 61 sectores industriales. Adicionalmente, la compañía ingresó nuevamente al DJSI MILA Pacific Alliance, índice regional que destaca el rendimiento sostenible de las mejores compañías en la región de la Alianza del Pacífico, comprendiendo a las naciones latinoamericanas de Chile, Colombia, Perú y México.

En conversaciones con AQUA, el gerente de Personas, Sustentabilidad y Asuntos Corporativos de Multi X, Francisco Lobos, se refirió a los pasos que se ha dado la industria en el ámbito de la sostenibilidad, los desafíos pendientes y los planes de su compañía en esta materia.

Recientemente, SalmonChile emitió su VI Reporte de Sustentabilidad, el cual arroja buenos resultados en materias como reducción de uso de fármacos y una mayor presencia de certificaciones internacionales. ¿Cómo observa usted el avance que ha tenido la industria chilena en materia de sostenibilidad?

Desde sus inicios en Chile y en el mundo, la salmonicultura ha trabajado en estrategias que le permitan avanzar en mejorar su desempeño ambiental, sanitario, productivo y operacional, buscando siempre alcanzar el desarrollo sostenible.

El reporte de sustentabilidad que el gremio suscribe es una clara muestra del avance del sector en la materia, y da cuenta de que estamos en la industria correcta y también vamos en la vía correcta, entendiendo que el cultivo del salmón y la acuicultura en general forman parte de la solución a un planeta desafiado críticamente por el cambio climático, las necesidades de alimentación de una población que crece demandando mayores recursos diariamente y que dispone de menos superficie de territorio para desarrolla agricultura.

Informar de manera periódica la gestión de sustentabilidad demuestra que el compromiso de SalmonChile y sus asociados con la transparencia y la construcción colaborativa de soluciones que beneficien a todos los grupos de interés involucrados en la cadena de valor de la actividad, desde la ova a la mesa del consumidor final.

¿Cuáles cree que son los desafíos pendientes de la industria acuícola local en materia de sustentabilidad?

La sustentabilidad es un camino, nunca un fin, e involucra múltiples dimensiones, como la humana, ambiental, económica, tecnológica e institucional, que deben ser trabajadas continuamente para avanzar en ese camino. Entonces, si todos los stakeholders comprendemos que la clave de la alimentación del futuro está en el mar, debemos prepararnos para hacerlo manera sustentable en todas esas dimensiones, cuidando los recursos de que disponemos.

En este contexto, accionistas, trabajadores, autoridades y la sociedad en general tienen que asumir el desafío de avanzar en confianza, estableciendo reglas y marcos de trabajo para la salmonicultura con focos en el largo plazo, que den certezas para el desarrollo de nuevas iniciativas en el sector.

El último tiempo, se ha hablado bastante sobre la recuperación de los fondos marinos donde opera la salmonicultura. De hecho, hay un proyecto en el Congreso sobre ese tema. ¿Ve posible que este asunto se pueda manejar de mejor en el futuro con la ayuda de nuevas tecnologías?

Claro que sí. Es posible avanzar hacia mejoras en este aspecto y tanto la industria como la legislación vigente trabajan en esa dirección. Contamos en Chile con una regulación que aborda los impactos sobre el fondo a través del Reglamento Ambiental para la Acuicultura (RAMA), restringiendo la siembra si se sobrepasan las capacidades de las concesiones y/o exigiendo/sancionando a los titulares de concesiones que impactan con desechos o materiales los fondos marinos.

Respecto del primer caso, es decir, si la autoridad informa Anaerobiosis en un centro de cultivo al sobrepasar las capacidades de depuración ambiental del mismo, existe investigación y  tecnología disponible para acelerar el proceso de recuperación. En relación con el segundo caso, es decir, recuperación de restos náufragos y retiro de residuos del fondos marinos, las empresas ya han adoptado servicios regulares de robótica submarina para mantener limpios los fondos. Avanzar en ambos frentes es una buena noticia para los productores y la sociedad en general.

En cuanto a la disminución en el uso de antimicrobianos y antiparasitarios, ¿cree que estas materias, con la ayuda de mejores prácticas productivas y nuevos métodos terapéuticos no farmacológicos, también podrán experimentar una notable mejora de aquí a unos años más?

Primero, es importante tener claro que las estrategias de salud en las que se usan antimicrobianos y antiparasitarios obedecen a una razón fundamental, cual es mantener siempre el bienestar animal de los grupos en producción.

En los últimos años, las estrategias para el control de enfermedades bacterianas han evolucionado positivamente, a partir de investigación y de esfuerzos públicos y privados para su optimización, siendo abordadas desde distintas aristas. Por un lado, se ha avanzado en el control de factores que pudiesen facilitar la propagación de patógenos y, por otro, en la prevención de enfermedades por medio de la vacunación.

Ejemplo de esto es que en Multi X hemos registrado una reducción de un 56,8% en el uso de antibióticos entre los años 2013 y 2020, incluyendo, además, producciones que han sido cosechadas y cultivadas sin haber usado antibióticos o antiparasitarios en ninguna etapa de su desarrollo. Lo anterior ocurre en línea al objetivo de disminuir en un 50% el uso de antibióticos al 2025, acordado entre SalmonChile y el Monterrey Bay Aquarium.

En el caso de Multi X, ¿qué relevancia tiene el tema de la sustentabilidad? ¿De qué manera lo trabajan?

Nuestro propósito en Multi X es “Alimentar el Futuro, Cuidando el Mundo”. La sustentabilidad está en el centro de nuestro modelo de negocios y tenemos una estrategia basada en los criterios ESG (Enviroment, Social and Governance), que es la carta de navegación para el desarrollo de nuestras operaciones.

La estrategia contiene objetivos ambiciosos que abordamos desde los talentos y el compromiso de nuestras personas, desarrollando iniciativas en diversas áreas. Bajo este modelo hemos alcanzado significativos logros. Entre ellos, el programa de economía circular Zero Waste to Landfill en Planta de Proceso, que significa que nuestra planta de Cardonal (Puerto Montt) no envía desechos industriales a rellenos sanitarios; participamos en programas territoriales para el desarrollo de proveedores en las regiones de Aysén y Magallanes, con el fin de potenciar las economías locales; y junto a ONGs promovemos la formación de los futuros técnicos y profesionales del sur de Chile.

Como consecuencia de lo anterior, por tercer año consecutivo somos parte del Dow Jones Sustainability Index, ubicando a Multi X en el percentil 92% (+9% que la versión anterior) de las empresas líderes en gestión de sostenibilidad en el sector industrial de Food Products.

Hoy, existe un gran esfuerzo de muchas empresas acuícolas por reducir la huella de carbono, ¿cree que es relevante avanzar en esta materia? En Multi X ¿tiene planes o metas para reducir la huella?

Para nuestra compañía, la reducción de la huella de carbono es un compromiso relevante, declarado desde el nivel más alto de la organización al momento de lanzar nuestra nueva imagen corporativa a comienzos de septiembre de este año. Hasta ahora, hemos desarrollado acciones significativas para la correcta determinación de gases de efecto invernadero en todas las operaciones y sucursales, proceso que hemos perfeccionado por cuatro años consecutivos, en los alcances 1, 2 y 3 del estándar. Este trabajo direccionará las acciones de la compañía para alcanzar el objetivo de la carbono neutralidad al año 2030.

Fotografía: Multi X