El último informe anual sobre el uso de antibióticos en la cría de animales y la producción de alimentos de Noruega muestra el éxito de la industria acuícola noruega en minimizar el uso de antibióticos en la cría de salmón. El año pasado se registró el número más bajo de prescripciones de tratamiento con antibióticos veterinarios para las granjas acuícolas noruegas, 48 en total, lo que fue celebrado por el Norwegian Seafood Council (NSC). 

Significa que el 99 por ciento del salmón cultivado noruego se produjo sin ningún tratamiento con antibióticos y, gracias a sus rigurosos controles, los consumidores pueden tener total confianza en que el salmón noruego está completamente libre de antibióticos.

Desde el NSC también destacaron que nunca se han encontrado residuos de antibióticos, medicamentos o sustancias ilegales en el salmón noruego, según estudios anuales del Instituto de Investigación Marina de Noruega.

Resistencia a los antibióticos: Un problema de salud mundial

La Semana de Concientización sobre los Antimicrobianos de la Organización Mundial de la Salud se celebra del 18 al 24 de noviembre y destaca la amenaza mundial para la salud y el desarrollo causada por el uso excesivo de antimicrobianos como los antibióticos.

“La OMS ha incluido la resistencia a los antimicrobianos como una de las 10 principales amenazas para la salud pública que enfrenta la humanidad, y la industria de producción de alimentos tiene la gran responsabilidad de abordar este problema rápidamente”, comentó Renate Larsen, directora ejecutiva del NSC.

“La industria del cultivo de salmón noruego ha sido pionera en este campo, y desde mediados de los noventa casi hemos erradicado la necesidad de antibióticos mediante el uso efectivo de vacunas y el enfoque en el bienestar de los peces”, agregó Larsen.

La Organización Mundial de la Salud ha reconocido y reconocido los esfuerzos de Noruega para reducir el uso de antibióticos en los cultivos. Si bien la producción continúa aumentando, el uso de antibióticos continúa disminuyendo, de acuerdo con lo reportado.

“Este es el resultado directo del enfoque de la industria en el bienestar de los peces y la seguridad alimentaria, y estamos orgullosos de que la acuicultura noruega sea la mejor del mundo en lo que respecta al uso de antibióticos en la producción de alimentos para animales”, añadió Larsen.

Un total de 1,4 millones de toneladas de salmón se cultivaron en los fiordos a lo largo de la costa noruega en 2020, lo que convirtió al salmón noruego en el mayor productor de salmón del mundo, con más del 50 por ciento del mercado.

Salmón seguro

Todavía existen muchos mitos sobre el salmón de cultivo y los antibióticos, señaló Larsen, a pesar de la evidencia de la industria noruega de que el uso de antibióticos en su salmón de cultivo es insignificante, y lo ha sido durante casi dos décadas.

“El uso de antibióticos en nuestro salmón de cultivo ha sido casi nulo desde hace muchos años, aunque todavía es una preocupación para algunos”, concluyó la ejecutiva, agregando que “los consumidores pueden tener total confianza en que el salmón noruego no contiene antibióticos y sigue siendo una opción segura, deliciosa y saludable para comer”.

El informe NORM-VET 2020 es el vigésimo primer informe anual de este tipo, que presenta datos sobre la resistencia y el uso de antibióticos en la cría de animales y la producción de alimentos en Noruega. Enlace al informe.

Fotografía: Norwegian Seafood Council