Durante los últimos 35 años, la industria acuícola en Chile ha sido testigo de grandes éxitos, importantes avances tecnológicos, novedosos desarrollos y significativos desafíos socio-ambientales. Skretting, empresa que entrega soluciones y servicios nutricionales para la industria acuícola, ha sido protagonista activo de muchos de estos cambios, apostando por la entrega de dietas de excelencia para salmónidos.

Al día de hoy, Skretting Chile cuenta con importantes avances para la sustentabilidad del negocio y la reducción de emisiones, apostando por el uso de energías 100% renovables. Entre estas iniciativas destacan la actual implementación de la ISO 50.001 para mantener y mejorar el sistema de gestión de energía en la organización, en línea con la nueva Ley de Eficiencia Energética publicada este año.

A esto se suma la generación del 100% del suministro eléctrico de las plantas de producción mediante energía limpia y la reducción en el uso de plásticos gracias a un trabajo colaborativo con clientes y proveedores, que, según palabras de Ronald Barlow, gerente general de Skretting Chile, se anticipó a la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor del 2019: “Ya durante ese año, Skretting Chile había logrado recuperar el 66.7% de sus empaques, superando las metas de la ley REP, que indican un 55% de recuperación del plástico industrial al 2030. Del total del plástico recuperado en 2019, un 86% fue reciclado o reutilizado”, enfatizó el ejecutivo.

Durante 2021, Skretting Chile comenzó, además, con el denominado “abastecimiento sostenible”, con el fin de entregar los mejores resultados para la salud de los peces: “A través de nuestro propósito de alimentar el futuro, nos comprometemos a producir alimentos que brinden seguridad alimentaria y un producto final de calidad, con foco en la reducción de la huella ambiental y un positivo impacto social”, señaló Barlow, poniendo énfasis en la compra de materias primas certificadas, que se realiza mediante una evaluación sistemática de los riesgos de sostenibilidad relacionados con las fuentes primarias de ingredientes para sus dietas. Al respecto, Barlow asegura también que “más del 90% de los proveedores de Skretting han firmado nuestro Código de Conducta que establece criterios asociados a la producción, pero también a la protección ambiental, el desarrollo social y los derechos humanos”.

A esto, se suman iniciativas vinculadas a la comercialización de producto terminado, como la iniciativa de reducción de plástico en el packaging de productos de agua dulce, un proyecto que ha sido muy bien evaluado en su etapa piloto, y que buscará entregar la totalidad del alimento en bolsas compostables para el 2022, lo que reduciría en un 78% el uso de plástico en este segmento.

Finalmente, y también como pilar de las iniciativas asociadas a sustentabilidad, Skretting está trabajando activamente en la incorporación de mujeres en todas las áreas de la organización: “Estamos profundamente comprometidos con la integración de la visión femenina a nuestro propósito como compañía, y estoy convencido de que las empresas que logren incorporar este foco en su estrategia, serán mucho más exitosas al enfrentar desafíos que son cada vez más profundos y frecuentes”, finalizó Barlow.

Fotografías: Skretting Chile