Blumar dio a conocer los resultados del tercer trimestre de este año, reportando un total de US$489 millones en ingresos operacionales, lo que representa un aumento del 36% en comparación al mismo período de 2020. Esta alza se genera por una mayor venta en los dos segmentos de la compañía, con un incremento del 17% en pesca y un 52% en salmones.

En el caso del sector pesca, la mejoría tiene relación con las mayores ventas físicas y mejores precios de jurel congelado, mientras que en el área de salmones se explica por el mayor volumen de ventas, originadas por un incremento de un 8% en las cosechas y una relevante recuperación de precios internacionales en los principales mercados en respecto a los resultados al cierre del tercer trimestre del año pasado.

De los ingresos reportados, un 60% provino del segmento acuícola, cuyos principales productos son salmón atlántico y coho. En tanto, un 40% del negocio pesquero, donde el jurel congelado representó un 16%, al igual que la harina y el aceite de pescado que también representaron un 16%, mientras que los productos derivados de la pesca blanca un 7%.

Asimismo, la compañía reportó utilidades netas por más de US$ 28 millones, lo que significa una variación positiva en comparación al mismo lapso de 2020. Esto, se debe a los mejores resultados en ambos segmentos y a un mayor ajuste fair value del período, originado por la mejor expectativa del precio del salmón tras la pandemia del Covid-19.

“Los resultados obtenidos este tercer trimestre responden a diferentes factores, como la mejoría de precios y la reactivación de diferentes canales de comercialización. A la vez, la demanda constante y creciente de productos como el jurel y el salmón nos muestra una tendencia de los consumidores por acceder a proteínas sustentables y de alto valor nutricional, como las que ofrecemos en Blumar”, señaló el gerente general de Blumar, Gerardo Balbontín.

Fotografía: Blumar