El negocio de Salmones Austral continuó recuperándose en el tercer trimestre luego de un complejo 2020. Reflejo de esto es que las ventas treparon 19,5% en los primeros nueve meses del año hasta las 38.274 toneladas.

De esta manera, los ingresos de la compañía ascendieron a US$ 187,3 millones entre enero y septiembre, lo que representa un alza de 29,6% frente al mismo período del ejercicio previo.

Según los estados financieros de la empresa al 30 de septiembre, el mejor desempeño se debe principalmente a un mayor volumen vendido de salmón coho (despachos en consignación a Japón), además del impacto positivo generado por un repunte en el precio promedio de venta, que alcanzó los US$ 4,84 por kilo WFE, lo que se compara con los US$ 4,33 por kilo WFE de 2020.

El mayor volumen facturado se explica en buena parte por el cambio en la modalidad de venta de la especie coho, ya que los despachos fueron consignados en los últimos tres meses del año pasado, pero vendidos a comienzos de 2021. De hecho, este factor generó un incremento anual de 30% en el volumen total vendido.

En tanto, el costo de venta alcanzó los US$ 176,3 millones, un 18,7% más que igual lapso del año pasado, lo que se explica por un mayor volumen vendido, asociado a un costo más alto de las especies, que registró un aumento de 2% hasta los US$ 4,36 por kilo WFE.

En lo que va del año, Salmones Austral registra un Ebitda de US$ 12,2 millones, lo que se compara con un Ebitda negativo de US$ 4,9 millones anotado un año antes.

Con todo, la compañía tuvo utilidades por US$ 14,6 millones a septiembre, lo que contrasta con las pérdidas por US$ 30 millones alcanzadas hace 12 meses.

“La reapertura de los mercados Horeca -hoteles, restaurantes y catering- ha permitido una fuerte recuperación en los precios internacionales del salmón, lo que ha impactado de manera positiva en nuestros resultados”, explicó Christian Samsing, vicepresidente de Salmones Austral.

A pesar de esto, el ejecutivo advirtió que “los costos han tenido un aumento significativo por la disrupción operativa que provocó la pandemia. Este fenómeno ha encarecido el transporte y las materias primas del sector, como los alimentos y la energía, lo que nos ha llevado a redoblar nuestros esfuerzos para mantener los costos a raya”.

En ese sentido, Samsing destacó que la piscicultura Los Arrayanes, ubicada en el sector de Llaguepe en la Región de Los Lagos, estará operativa próximamente, “lo que debería ayudar a reducir considerablemente nuestros costos de producción a partir de 2022”.

Sobre Salmones Austral

Salmones Austral, empresa líder en el rubro acuícola y de producción de salmones, fue creada en 2013 tras la fusión de Trusal y Pacific Star. Hoy cuenta con cerca de 1.400 trabajadores que operan en dos plantas de proceso y 20 centros de cultivo de agua dulce y agua de mar, distribuidos en las regiones del Maule, Biobío, La Araucanía, Los Lagos y Aysén.

Su producción anual fluctúa entre las 45 mil y 55 mil toneladas y tiene la capacidad potencial de llegar a 80 mil toneladas. De su producción anual, un 63% corresponde a salmón atlántico y el restante 37% corresponde a salmón coho. En este último caso, la empresa se ubica entre los cinco mayores productores de Chile.

Salmones Austral exporta a más de 20 países. Estados Unidos y Asia son los principales mercados del salmón atlántico, mientras que Japón es el destino primordial del coho.

Fotografía: Archivo