La inspección se llevó a cabo en el sector de Golfo de Penas (región de Aysén), observando desde el aire un total de 15 embarcaciones de las cuales cuatro eran de la región de Magallanes y cinco pertenecían a la región de Los Lagos y se encontraban extrayendo Luga Roja ilegalmente. Las seis embarcaciones restantes eran de la región de Aysén, contaban con el recurso inscrito y las respectivas autorizaciones, por lo tanto, estaban extrayendo el alga de acuerdo a lo que establece la normativa.

A pesar de identificar las 15 embarcaciones, la fiscalización no concluyó con el sobrevuelo, sino  que continuó hasta hoy 30 de noviembre en la certificación de desembarque en Puerto Yungay, comuna de Tortel, donde tres de las naves que se encontraban operando de manera ilegal arribaron a desembarcar el alga extraída incumpliendo la normativa. Las tres embarcaciones fueron inspeccionadas por funcionarios de Sernapesca, quienes corroboraron los hechos.

Se cursaron tres citaciones al Juzgado Civil de Puerto Aysén y se incautó el total de luga roja desembarcada en poder del infractor a disposición de lo que determine el Magistrado.

“Nuevamente hemos detectado embarcaciones que no son de la región y que, por lo tanto, no están autorizadas a extraer recursos en esta zona como es el caso de las embarcaciones de Magallanes, mientras que las de Los Lagos pueden ingresar en el marco del régimen de zonas contiguas, siempre que cumplan con los requisitos establecidos en las resolución 1380. Una vez más reitero que mantendremos la vigilancia, ya sea de manera área o marítima con apoyo de la Armada, con el objetivo de resguardar el trabajo de nuestras y nuestros pescadores artesanales y, por supuesto, resguardar la sustentabilidad de las pesquerías”, finalizó Tomás Manríquez, director Regional (S) de Sernapesca Aysén.

Fotografías: Sernapesca