Desde hace cinco años al menos, Salmones Austral está trabajando en un proyecto tendiente a producir post smolts en tierra, es decir, peces de mayor peso que pueden ser transferidos a los centros marinos. Hoy, este proyecto se encuentra bastante avanzado, puesto que, tal como se informó a AQUA, la Piscicultura Los Arrayanes está entrando en operación justamente por estos días.

De acuerdo con el gerente de Agua Dulce de Salmones Austral, Andrés Sepúlveda, la construcción –consistente en una piscicultura con tecnología de recirculación de aguas (RAS) en un 99% de recirculación- se encuentra con un 80% de avance, ingresando ahora a fines de noviembre los primeros peces. Con ello, se espera obtener los primeros smolts a inicios del 2022, entre febrero y marzo, para continuar con las siembras en los meses posteriores.

“La piscicultura cuenta con 13.700 m3 instalados para producir smolts o post smolts. El proyecto original, según la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), permite una producción total de 3.000 toneladas al año, lo que se puede cumplir con peces de distinto tamaño, de 250 gr, 300 gr o 500 gr, incluso de 1 kg. El número de peces es flexible y depende del peso al cual uno quiera llegar”, expuso el ejecutivo. Aclaró que la producción será, en su totalidad, de salmón Atlántico (Salmo salar).

Añadió que “500 gr es el peso que nos pusimos como objetivo” y que se irá trabajando paso a paso para validar la estrategia propuesta.

En cuanto a los beneficios de producir post smolts, el ejecutivo explicó que “es una forma de reducir el período de exposición de los peces en el mar. Creemos que con un post smolt de 500 gr podremos reducir entre un mes y un mes y medio el cultivo en agua mar, lo que hace que nuestros peces estén menos expuestos a factores ambientales adversos, como bloom de algas, bajas de oxígeno o temas sanitarios”. También se espera que con este proyecto se pueda disminuir en forma significativa el uso de antibióticos y antiparasitarios.

“Esta iniciativa es el resultado de un proceso de análisis y validación importante. Es posible que esta estrategia sea muy buena, o que haya alguna otra incluso mejor. Pero lo cierto es que tendremos la flexibilidad de sembrar peces de 300, 500 o 700 gr al mar; todo esto lo podremos hacer en esta piscicultura”, mencionó Andrés Sepúlveda.

La Piscicultura Los Arrayanes –que se encuentra en las cercanías de Cochamó (región de Los lagos)– operará 24/7, con personal calificado que trabajará bajo sistema de turnos, asegurando siempre un 100% de presencia de personal técnico capacitado para manejar los sistemas. La instalación también contempla la habilitación de dos casas para albergar al personal.

Vea entrevista completa a Andrés Sepúlveda en la próxima edición de revista AQUA (diciembre).

Fotografías: Salmones Austral