Recientemente, Endeavor Chile, junto a reconocidas empresas tradicionales del rubro, como son Agricom, Agrosuper, AquaChile, LoncoLeche, Viña Montes, Microsoft y Matrix Consulting, dieron a conocer los resultados del “Programa Agtech Catalyze”, que buscaba encontrar cinco soluciones capaces de contribuir a hacer más sostenible la industria acuícola y agrícola, a fin de apoyarlas estratégicamente.

Tras aproximadamente dos meses de campaña de concientización sobre la urgencia de resolver problemáticas que aquejan al sector, como la crisis hídrica, la escasez de alimentos, o la gestión óptima de recursos energéticos, más de 70 startups y scaleups postularon al mencionado programa y de esas se seleccionaron a ocho empresas que participaron del Demo Day realizado el pasado martes 23 de noviembre.

En la instancia, un panel conformado por representantes de las empresas aliadas, finalmente dio con las  cinco startups que contarán con el apoyo estratégico. Se trata de F4F: Food of the Future, Altum Lab, Bioproc, Kran y Done Properly.

Para conocer cómo ha sido participar en este proceso, AQUA conversó con el director comercial de KRAN –empresa proveedora de tecnologías y servicios para la acuicultura y otras industrias, basados principalmente en el uso de nanoburbujas–, Martin Castro.

Sabemos que Kran fue una de las cinco empresas ganadoras del “Programa Agtech Catalyze”, de Endeavor junto con otras empresas del rubro de alimentos. ¿Qué le parece que la empresa haya sido seleccionada para este programa?

El haber logrado ser seleccionados para el programa en primer lugar nos ha permitido recibir ese “espaldarazo” de que vamos por un buen camino y que realmente la ciencia de la nanoburbuja ofrece un potencial tremendo en una gran diversidad de industrias. En segundo lugar, vemos con buenos ojos estos años desarrollando proyectos en distintas industrias como la agricultura, acuicultura y tratamiento de aguas, lo que nos ha impulsado a generar sinergias y desarrollos complementarios logrando mejoras en distintas partes del ciclo productivo, por ejemplo, mejorando la vida útil del salmón mediante el uso de nanoburbujas en las plantas de proceso, así como también, interviniendo en el sistema de tratamiento de residuos líquidos (RIL), disminuyendo DBO, DQO y aumentando redox.

¿En qué consistirá el trabajo que realizarán bajo este programa? ¿Cuáles son los beneficios de formar parte de esta iniciativa?

En primer lugar, el solo hecho de haber sido seleccionados, nos entrega una validación al trabajo, así como una enorme red de apoyo y networking claves para seguir desarrollando soluciones. En enero, estaremos viajando a Estados Unidos como parte de una gira tanto para agricultura como acuicultura en donde esperamos generar una red de contactos relevante para los distintos proyectos que tenemos en carpeta, como el riego en frutales (vid, manzanos y cerezos), como también para calidad de agua y oxigenación con sistemas de recirculación RAS. Por último, como beneficio específico y complementario, empezaremos un trabajo de aceleración en conjunto con Endeavor, en el que buscaremos enfocar el desarrollo de estrategias de propiedad intelectual e internacionalización.

¿Cuáles son los principales productos y/o servicios que está ofreciendo actualmente Kran para la industria acuícola nacional?

Actualmente, en la industria acuícola contamos con dos servicios activos. Por un lado, la remediación de fondos marinos para las concesiones y, por otro, el aumento de vida útil de la materia prima fresca mediante el uso de nanoburbujas. Por el lado agrícola, contamos con un servicio de postcosecha disminuyendo patógenos como la fumagina y el penicillium en cítricos, lo que permite aumentar el porcentaje de fruta exportable, aumentando a la vez la durabilidad de la fruta y disminuir el agua utilizada en el proceso. También tenemos proyectos con riegos de frutales en desarrollo, en particular manzanas y paltos. Por otro lado, estamos trabajando en un proyecto de reutilización de agua con una exportadora de frutas importante del país y empezando distintos proyectos en materia de sanitización en la industria de alimentos.

Por último, a nivel internacional hemos realizado instalaciones en piscicultura y minería en Perú. Estamos desarrollando un proyecto hace ya casi dos años para la recuperación de un lago en Guatemala y hemos logrado instalar equipos generadores de nanoburbujas para una amplia gama de rubros e industrias, desde la construcción hasta laboratorios químicos en Argentina.

En síntesis, si bien desarrollamos proyectos principalmente ligados a la acuicultura, la agricultura y el tratamiento de aguas, nuestro foco está en el estudio e implementación de la nanoburbuja como herramienta eficiente y medioambientalmente amigable para cualquier proceso productivo en donde el agua es un factor fundamental.

¿De qué forma Kran puede cooperar para avanzar hacia una acuicultura más sustentable? ¿Cuáles son sus planes a futuro?

Nuestra misión está ligada a empujar por una industria sostenible. Esto, hoy en día lo estamos abarcando, primero, con la remediación de fondos marinos, utilizando las propiedades de la nanoburbuja como catalizadoras del proceso de intercambio natural y, segundo, con la introducción de nanoburbujas en plantas de proceso, disminuyendo el uso de químicos así como logrando una mayor vida útil evitando la oxidación de agallas, tema que toca fuertemente hoy en día producto de los efectos de la pandemia en materia de transporte.

En la actualidad, estamos en proceso de patentación de este servicio de nanoburbujas en plantas de procesos, así como también proyectando nuestro ingreso a la industria de los mejillones en España y la industria camaronera en Ecuador, donde ya logramos tener muy buena llegada y resultados.

Fotografía: Kran