La Asociación Gremial de Médicos Veterinarios Vinculados a la Acuicultura (Mevea Chile) informó y lamentó, recientemente, el fallecimiento del médico veterinario, Dr. Víctor Alvarado Lacrampe, quien fue uno de los pioneros en el país en el ámbito de la patología de peces.

Para despedirse de su colega, el gremio compartió una carta que reproducimos, a continuación, en forma íntegra:

Dr. Victor Alvarado, In Memoriam

Nuestro querido amigo y colega, el Dr. Víctor Alvarado Lacrampe, ya no está con nosotros. El sábado 11 diciembre lamentablemente nos dejó y comenzó su viaje por lugares que nos son desconocidos. Su familia, sus amigos y sus colegas mantendremos vivo su nombre a través de su recuerdo, de sus acciones y obras.

Como Asociación Gremial de Médicos Veterinarios vinculados a la Acuicultura (Mevea), deseamos realizar un homenaje al Dr. Víctor Alvarado Lacampre, pues fue pionero en patología de peces en Chile.

Víctor nace en Valdivia un 26 de junio de 1959. Desde una muy corta edad, comienza a demostrar aptitudes artísticas y literarias, estudiando Música en el Conservatorio de la Universidad Austral de Chile, además, de Pintura y Escultura Clásica en la Academia Cultural de Valdivia. Filatelista por afición, participa en la creación del Centro Filatélico de Valdivia.

El deporte fue también otra de sus grandes aficiones, destacando en las disciplinas de Atletismo y Básquetbol, defendiendo los colores del Deportivo Phoenix, así como los de la selección de su querida Valdivia. Ingresa a la educación superior, titulándose de médico veterinario en la Universidad Austral de Chile.

Es el momento también de formar una familia, así que contrae matrimonio y se convierte en padre de dos hijas y un hijo.

Logra una beca para realizar estudios de Doctorado en Alemania, los que culmina exitosamente. A los 30 años, el Dr. Alvarado se convierte en el primer médico veterinario en Chile con un doctorado en Enfermedades de Peces.

A partir de ahí y en lo que fue una constante en su vida, pasa a desarrollar una multiplicidad de actividades, destacando las de docente universitario, investigador, asesor de empresas, inspector de aseguradoras, tasador especializado y consultor en acuicultura.

Se desempeñó por más de doce años como académico de la Universidad Santo Tomás, llegando a ser director de Escuela de la carrera de Medicina Veterinaria de la sede Puerto Montt, desarrollando en paralelo la actividad de martillero público y, en los últimos años, un exitoso emprendimiento comercial.

Esta síntesis de lo que fue la vida de Víctor, que incluye diferentes ámbitos. No puede estar completa sin mencionar su interés por el desarrollo espiritual, aspecto en que la Masonería ocupó un lugar relevante.

Siempre lo recordaremos consecuente, respetuoso de la palabra empeñada, con gran sentido del humor, espontáneo, cálido y con un espíritu fraterno a toda prueba.

Víctor, tus colegas de Mevea te despiden y te desean un transitar armónico por los nuevos caminos que empiezas a recorrer.

Fotografía: Mevea Chile