Skretting Chile, líder en soluciones nutricionales para la industria acuícola, ha logrado consolidar una serie de hitos en cuanto a sostenibilidad y eficiencia energética en sus plantas de producción de alimentos para peces, en línea con el RoadMap de Sustentabilidad de Nutreco de cara al 2025 y los desafíos que exige la implementación de la ISO 50.001 a nivel nacional.

Álvaro Cifuentes, gerente de Producción y Supply Chain de Skretting Chile, señaló que: “lograr ser eficientes en el uso de las energías, aportar en la reducción de gases de efecto invernadero y ser más amigables con el medioambiente, son valores que ya hemos incorporado en nuestra cultura y conciencia como equipo Skretting. Las metas que nos hemos propuesto específicamente en nuestras plantas de producción han sido desafiantes, pero muy gratificantes al momento de revisar los resultados y sus impactos. Cada una de nuestras acciones cumple además con el propósito de nuestra compañía a nivel global: tenemos el compromiso de continuar Alimentando el Futuro, de forma sostenible y responsable”.

El Gerente de Skretting cuenta que partieron desde 2019 con la búsqueda de proyectos e iniciativas de eficiencia energética, que estuvieran particularmente vinculados a la reducción de su Huella de Carbono y de sus impactos en el medioambiente. A fines de este año, pudieron consolidar el cambio más importante en cuanto a sustentabilidad, con la conversión energética de su segunda planta, logrando así el uso en un 100% de energías renovables.

Dentro de los principales hitos que celebra Skretting Chile este año en cuanto a eficiencia energética e iniciativas de sostenibilidad en sus plantas, destacan:

  • Certificación de suministro eléctrico limpio con Statkraft: Skretting marca un hito este año,  certificando por primera vez, que la energía eléctrica utilizada en ambas plantas proviene en un 100% de fuentes naturales renovables, con cero impacto en el medio ambiente y sus comunidades aledañas.
  • En camino a la Certificación ISO 50.001: medida que apunta a reducir su impacto también en el medioambiente, de la mano con la agenda de sostenibilidad local y global de Nutreco. Actualmente, la compañía se encuentra en las últimas etapas para obtener la certificación, que se espera, llegue en los próximos meses.
  • Concientización de sus colaboradores: la compañía ha creado una serie de instancias para compartir información y continuar integrando la sostenibilidad a su cultura, fomentando el buen uso de la energía entre sus colaboradores, dentro de sus plantas y oficinas.
  • Renovación de motores: durante este año, se realizaron cambios en máquinas y motores utilizados en plantas, reemplazándolos por otros de alta eficiencia energética.
  • Excelencia operacional: tanto a nivel local como global, Skretting ha reforzado fuertemente la eficiencia de sus recursos a lo largo de toda su cadena productiva, comenzado con el uso de energías limpias, evaluando sus materias primas y el trabajo con proveedores, entre otras aristas de gran impacto.
  • Incorporación de mujeres en plantas: Skretting reconoce que la sustentabilidad debe incorporar como eje fundamental la diversidad e inclusión de todo tipo. Por eso, a partir de este año, se refuerza la incorporación de mujeres en sus plantas, implementando las instalaciones adecuadas (camarines y otros servicios), comprometiéndose a continuar subiendo el índice de contratación de mujeres para el 2022.
  • Cuidado y seguridad: el índice de accidentabilidad mejoró desde el 2020, logrando también cumplir con el objetivo de aumentar las medidas de cuidado, prevención y seguridad de sus colaboradores en plantas, fomentando la cultura de trabajo seguro a través de los líderes de cada área y de forma individual, en cada uno de los puestos de trabajo.

Para terminar, Álvaro Cifuentes hizo un llamado a que, como industria acuícola nacional, continuemos integrando medidas y políticas de sostenibilidad en plantas productivas. “La sostenibilidad es fundamental tanto en nuestras plantas como a lo largo de toda nuestra cadena. Hoy es impensado tener operaciones que no consideren la sustentabilidad. Ya está demostrado que las tecnologías están más disponibles para funcionar de forma más eficiente y a su vez de forma menos contaminante”, dijo.

“También se ha derribado el mito de que es más caro producir de forma sostenible. Esto es una nueva norma que ya está instalada y que tiene que seguir creciendo tanto a nivel de producción, de diversidad, de inclusión como de seguridad de todos nuestros colaboradores y nuestras colaboradoras. La sostenibilidad ya dejó de ser un slogan, un diferenciador o una acción de marketing, sino que ya es el estándar mínimo. La industria acuícola ya se subió al carro de la sostenibilidad y el que no quiere subirse, se quedará afuera”, agregó finalmente.

Fotografía: Skretting Chile