Innovasea anunció que ha entregado su apoyo al Instituto de Investigaciones Offshore del Golfo de México (GORI), en Estados Unidos, para que pueda obtener fondos federales y continuar con su plan de transformar una antigua plataforma petrolífera de la zona en un centro de cultivo acuícola.

La subvención de US$100,000, de la Comisión de Pesca Marina de los Estados del Golfo y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, ayudará a GORI a financiar la próxima fase de su propuesta para transformar Station Padre, una antigua plataforma petrolera a 25 millas al este de Padre Island (Texas, Estados Unidos), en un centro de cultivo.

«Estamos agradecidos por esta subvención y estamos emocionados de utilizar los fondos para demostrar la viabilidad de la acuicultura en plataformas, tanto en Estados Unidos como en otros lugares», dijo Kent Satterlee, director ejecutivo de GORI. «Con el impulso renovado hacia un futuro con bajas emisiones de carbono, creemos que la piscicultura en alta mar es la mejor manera para que el país proporcione una fuente de proteína sostenible de producción nacional», agregó.

El dinero de la subvención se destinará al diseño preliminar del sistema de balsa jaula y un análisis financiero más profundo del proyecto en general, los cuales serán realizados por Innovasea. También financiará un estudio de especies realizado por la Escuela Rosenstiel de Marina y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Miami (Estados Unidos) y la investigación de los diversos permisos que se requerirán para continuar con el proyecto.

“Este es un proyecto creativo que podría allanar el camino para la reutilización de plataformas petrolíferas abandonadas y ayudar a estimular la acuicultura en alta mar en el Golfo de México”, dijo David Kelly, director ejecutivo de Innovasea. «En lugar de gastar millones de dólares para desmantelar estas piezas de infraestructura oceánica y perturbar los ecosistemas que han surgido a su alrededor de forma natural en el proceso, tiene sentido explorar nuevos usos productivos para ellos, como la acuicultura en alta mar», puntualizó.

El año pasado, Innovasea ayudó a GORI a examinar si Station Padre era adecuada para su reutilización como piscicultura comercial y descubrió condiciones favorables. La plataforma se encuentra en unos 150 pies de agua y, según indiciaron, ofrece una excelente visibilidad y es propicia para la acuicultura.

Hay cientos de plataformas petrolíferas abandonadas en el Golfo de México que esperan ser desmanteladas. Desmantelar una plataforma puede costar hasta $ 10 millones, y en 2015 la Oficina de Responsabilidad del Gobierno estimó que eventualmente costará $ 38 mil millones eliminar las aproximadamente 1.800 plataformas del Golfo de México.

Construida por Shell en la década de 1980, Station Padre ahora es propiedad de Peregrine Oil and Gas. La producción de gas natural allí terminó en 2015.

Actualmente, GORI está buscando permisos de reutilización para la plataforma con la oficina de Seguridad y Cumplimiento Ambiental y la oficina de Gestión de Energía Oceánica.

Fotografía: Innnovasea