(SeafoodSource) Los consumidores están cada vez más interesados en las credenciales de sostenibilidad de los productos del mar que consumen, una tendencia esperada que la pandemia de Covid-19 puede haber servido para acelerar.

Los datos de GlobeScan encontraron que, en 2020, el 38% de los consumidores encuestados poseían la voluntad de recompensar a las empresas que percibían como responsables, un salto significativo desde el aproximadamente 20% que la empresa había contabilizado históricamente desde 1999.

“Hay cambios de actitud muy significativos para los consumidores de todo el mundo”, dijo el director ejecutivo de GlobeScan, Chris Coulter, sobre los hallazgos durante el evento virtual. “Nos acercamos a algo significativo en lo que respecta a la reacción del consumidor en el mercado [relacionado] con la sostenibilidad”.

En su informe “El poder de los mariscos 2021”, la Asociación de la Industria Alimentaria (FMI) también notó un aumento en la conciencia de los consumidores en torno a la sostenibilidad. Cuatro de cada diez consumidores encuestados por FMI en 2020 dijeron que las certificaciones de sostenibilidad tienen un impacto importante en sus compras de productos marinos, un aumento con respecto al 29% observado en 2019. Además, el 71% de los encuestados insistió en que querían estar más informados sobre la sostenibilidad de los productos del mar, según el informe.

“El análisis sugiere una urgencia para que los minoristas de alimentos amplíen sus programas de productos del mar para ayudar a mantener la conciencia de los consumidores sobre esta proteína que ha ganado popularidad como resultado de la pandemia”, dijo el vicepresidente de alimentos frescos de FMI, Rick Stein. “El llamado a la acción entre los comerciantes es a centrarse en la nutrición de los mariscos, la guía de cocina, las ideas de comidas y la sostenibilidad tanto en la tienda como en línea como formas de mantener el interés de los compradores en los productos del mar”.

Stein y FMI no son los únicos en detectar las consecuencias de la crisis del Covid-19, que han provocado un cambio radical en el comportamiento del consumidor. En el transcurso de 2020 y en 2021, la directora de pesca y mariscos de la Asociación de Conservación de Ocean Wise, Sophika Kostyniuk, dijo que notaron que la curiosidad de los consumidores se intensificaba en torno al tema de la sostenibilidad de los productos del mar.

“Hemos recibido una cantidad extraordinaria de preguntas sobre la sostenibilidad y las clasificaciones de sostenibilidad. Una de las piezas duraderas de Covid es que nadie puede argumentar que no estamos indisolublemente vinculados con el entorno que nos rodea. Todos estamos interconectados con la salud del planeta”, dijo.

Habían transcurrido unos seis meses desde la pandemia cuando Joseph Chiaravalloti, director de producto de Seacore Seafood, con sede en Vaughan, Ontario (Canadá), se dio cuenta de que los patrones de compra estaban cambiando.

“Parecía que los consumidores se estaban sintiendo un poco más cómodos con lo que estaba pasando, entrando en el ritmo de las cosas con todas estas nuevas regulaciones impuestas y nuestra nueva realidad. Parecía que estaban siendo un poco más conscientes de lo que estaba sucediendo y por qué estaba sucediendo. Acabamos de ver un cambio completo hacia la demanda de productos sostenibles, de productos clasificados de forma sostenible”, dijo Chiaravalloti.

En el primer trimestre de 2020, las ventas de productos del mar sostenibles de Seacore bajaron un 11% y en el segundo trimestre cayeron en un 32%. Para el cuarto trimestre, sin embargo, “habíamos aumentado más del 20% en las ventas de productos del mar sostenibles”, dijo Chiaravalloti.

Lea el artículo completo en la página oficial de SeafoodSource.

Fotografía: SeafoodSource