Esta mañana el gobernador de la región del Biobío, Rodrigo Díaz Wörner, realizó un recorrido por la planta de Salmones Camanchaca ubicada en Tomé (región del Biobío) junto al jefe de Fomento Productivo e Industrias, Iván Valenzuela Díaz, quienes destacaron el trabajo que realizan más de 1.800 trabajadoras y trabajadores que integran la moderna fábrica que procesa peces cultivados en la zona sur austral del país.

La visita fue liderada por Ricardo García Holtz, gerente general de Camanchaca; y por los tres gerentes de las divisiones de la compañía en el Biobío; Jorge Vergara González de Salmones; Alejandro Florás Guerraty de Pesca Sur, y Antonio Ramírez Arrieta del área Logística.

Durante la cita, los ejecutivos mencionaron que adicionalmente a las operaciones de Coronel y Talcahuano, en Tomé las dos plantas de salmones y de langostinos de Camanchaca emplean casi 1.900 personas entre trabajadores directos e indirectos, 41% de las cuales son mujeres y jefas de hogar.

Además, destacaron que la producción de la compañía en Tome está 100% orientada a la elaboración de productos de alto valor agregado para el consumo humano directo, cuyos destinos son la exportación y el mercado chileno.

Al respecto, el Gobernador Regional del Biobío recalcó el impacto social y económico que genera la operación de Camanchaca en Tomé y en la zona, además de distinguirla como una fuente laboral importante para las mujeres de la zona. “Es una fuente de empleo enorme para la gente que vive en la comuna de Tomé, para generaciones y generaciones de tomecinos y tomecinas que han sido parte de la industria pesquera. Son una fuente de innovación también, la capacidad de haber tomado, en este caso los salmones, y haber diversificado la cantidad de mercado a los que apunta, es realmente impresionante cómo se está agregando valor y cómo se está pensando en procesos que generan más trabajo y mejores divisas para el país”.

Ricardo García Holtz reiteró el compromiso de Camanchaca con la ciudad de Tomé, donde se inició la empresa hace más de cinco décadas como empresa langostinera, por lo que dijo “somos más viejos en Tomé que la mayoría de los tomecinos, y estamos orgullosos que, con la producción de salmones y langostinos, seamos el corazón laboral de Tomé y así ayudar al desarrollo de sus habitantes”, precisó.

Al respecto, el ejecutivo comentó que Camanchaca hace unos tres años dio un paso más en la descentralización trasladando parte de las operaciones corporativas desde Santiago a Tomé, “para nosotros es importante estar cerca de nuestras operaciones productivas y fortalecer el talento regional, lo que ha convertido a Tomé y Coronel (región del Biobío) como dos centros fundamentales del desarrollo de la empresa. En Tomé hoy Camanchaca concentra labores de apoyo para todo Chile en las áreas de logística, contabilidad, compras y abastecimiento, comercio exterior, y tecnología”.

Otro tema que se abordó en las reuniones fue el aporte al desarrollo sustentable que la compañía realiza en la comuna, analizando los planes de modernización para mejorar la gestión medioambiental.

Camanchaca en la Región del Biobío

Camanchaca, en la Región del Biobío, está presente en las comunas de Coronel, Talcahuano y Tomé con sus divisiones de Pesca, Logística y Salmón. En sus plantas y barcos que operan en la región, trabajan más de 3.000 personas quienes se dedican a las capturas y procesamiento de jurel, sardina y langostino; al procesamiento del salmón cultivado en la zona sur austral; y a los servicios logísticos en la isla Rocuant.

Fotografías: Salmones Camanchaca