El proyecto “Sistema de manejo de carga productiva para mitiliculotres Simac”, es una iniciativa financiada por Corfo y ejecutada por el Instituto tecnológico de la Mitilicultura (Intemit), en conjunto con la Universidad Austral de Chile (sede Puerto Montt). Este proyecto celebrará su cierre de ejecución el día viernes 7 de enero en las dependencias de uno de los socios de AmiChile, quien participó activamente en su desarrollo, en conjunto con otros mitilicultores medianos que cultivan sus mejillones en el área de Curahue, Península de Rilán- Castro (región de Los Lagos).

El objetivo general del proyecto fue evaluar el fortalecimiento de la eficiencia productiva, competitividad y sustentabilidad de la industria mitilicultora, a través de modelo autoadministrable de crecimiento potencial del Chorito o Mytilus chilensis, en sistemas de cultivo extensivo.

Según señaló el director del proyecto, Dr Cristian Segura de Intemit: “El bien público que se generó en este proyecto, viene a apoyar fuertemente uno de los  principales eslabones productivos del sector que se encuentra casi en completa vulnerabilidad y dependencia del medio ambiente”.

En ese sentido, uno de los gestores de este proyecto, Dr. Carlos Molinet de la Universidad Austral de Chile, indicó que “hace muchos años que nuestro equipo de trabajo ha liderado campañas científicas asociadas a establecer las bases de un modelo de carga bioenergético para mejillones, el cual básicamente compara el crecimiento potencial de la especie Mytilus chilensis, con el crecimiento realizado en el contexto general de una bahía determinada. En este proyecto hemos podido validar empíricamente el modelo de carga bioenergética durante un ciclo productivo desde la siembra a la cosecha, incluyendo la biomasa remanente de cinco centros de cultivos pequeños y medianos del mar interior de Chiloé”.

Es importante precisar que la carga de los sistemas de cultivo para mejillones no es un valor de densidad único, sino más bien puede fluctuar significativamente año a año debido a la variación ambiental y disponibilidad de alimento. El productor que desea hacer gestión de carga productiva en sistemas de cultivo debe estar dispuesto a mantener el sistema de muestreo durante al menos un ciclo de cultivo, desde el ingreso de semilla hasta su cosecha, con lo cual, al final del proceso de cultivo, se podrá obtener el valor de carga óptima del sistema durante el ciclo productivo muestreado y la biomasa de siembra necesaria. Esta información le permitirá al productor hacer recomendaciones y tomar decisiones en relación con la estrategia de siembra del ciclo productivo siguiente.

A partir del modelo bio-energético, se generarán gráficos donde se representará la carga actual del sistema, calculada a partir de la información del cliente y los muestreos realizados y la carga de semilla, los cuales darán origen a la carga nominal del sistema. El gráfico incluirá la carga óptima para el sistema en monitoreo. Estos resultados se representarán por centro o Bahía, en caso de encontrarse más de un centro en un mismo espacio. Además, se entregará una interpretación de los resultados y sugerencias para la optimización del centro y/o los centros del cuerpo de agua, que permita una mejor eficiencia productiva.

Este proyecto, que inició en noviembre de 2018, finalizará con una ceremonia y coctel para los mitilicultores interesados en sector Ten Ten Rural, Castro-Chiloé.

Para llegar, se puede encontrar la dirección en el siguiente enlace.

Gráfica: SIMAC

Fotografía: AmiChile