La Alianza Marítima de Chile (Almar), constituida por las organizaciones gremiales y sindicales del sector marítimo, emitió una declaración pública en la que reiteraron su rechazo al proyecto de ley de apertura al cabotaje, ingresado por el Ejecutivo, y acusaron “falsedades” de parte del Gobierno en sus últimas exposiciones en el Congreso.

El 17 de agosto de año pasado, el Ejecutivo presentó un proyecto legislativo que modifica la Ley de Fomento de la Marina Mercante y la Ley de Navegación, con el fin de “fomentar la competencia en el mercado de cabotaje marítimo”.

Ante esto, desde Almar -que agrupa al Consejo de Transporte Marítimo de la Alianza Marítima de Chile, el Colegio de Capitanes y Pilotos de la MMN, el Sindicato Interempresa de Oficiales de Marina Mercante, el Sindicato de Capitanes, la Asociación de Capitanes y Prácticos, el Sindicato de Trabajadores Interempresas de Compañías Navieras, el Sindicato de Oficiales de la Marina Mercante Austral, el Sindicato interempresas de Oficiales Motoristas de la Marina Mercante Nacional, el Organismo Técnico de Capacitación Marítima y la Federación de Tripulantes de Chile- empezaron a movilizarse en contra de un proyecto que, según ellos, “significaría que un masivo grupo de trabajadores del mar quedaran cesantes”.

Sin embargo, desde el Gobierno se ha insistido en este proyecto y, según el comunicado de Almar, en las últimas exposiciones del Ministerio de Economía y de algunos participantes pro apertura del cabotaje en la Comisión de Obras Públicas y Transportes en la Cámara de Diputados y Diputadas, se han emitido “afirmaciones completamente salsas”, dijo el capitán Arturo Márquez, presidente del Colegio de Capitanes y Pilotos de la Marina Mercante Nacional.

Según Almar, representantes del Ministerio de Economía expresaron haber consultado previamente a las instituciones más representativas del ámbito naviero sobre este proyecto, pero Arturo Márquez aseguró que “ninguna de las organizaciones de trabajadores fue convocada ni consultada sobre este Proyecto de Ley”.

Otras de las aseveraciones, que desde Almar afirman que no son verdaderas, tienen que ver con el principio de territorialidad, con leyes navales desactualizadas, con supuestos beneficios para los trabajadores y con países que aparentemente han liberado el cabotaje.

Fotografía: Fetrich