Esta semana, la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach) se reunió, vía telemática, con dirigentes de la Asociación Gremial de pescadores artesanales demersales de la región de Los Lagos, con el fin de abordar distintas problemáticas que, según señalaron, no han sido revisadas por el gobierno ni por el Congreso Nacional. Se refirieron, sobre todo, a la modificación de la ley que permite caducar embarcaciones de la pesca artesanal por no operación.

Los dirigentes indicaron que, en marzo, termina la prórroga que se suscitó por motivos de la pandemia y prevén que tendrán que lidiar con una extensa lista de embarcaciones caducadas por no operación, lo que “estaría afectando la vida laboral de muchos pescadores artesanales que, por razones económicas y sociales, no han podido poner a operar sus embarcaciones”, expresaron.

En la oportunidad, además, se criticó al Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal (Indespa) y el programa de gobierno para reposición y reparación de embarcaciones. “Presenta varios problemas, tanto a nivel de los requerimientos en las postulaciones como en la parte técnica de la rendición, provocando malestar entre los pescadores artesanales”, dijeron.

Por otra parte, señalaron que existe una serie de proyectos de ley que han quedado estancados en el Congreso Nacional, como el proyecto de Ley Corta y la reducción al 50% del traspaso de cuotas artesanales a la industria, el proyecto de Ley Supersol, entre otras.

“Nos preocupa enormemente la situación que se avecina en marzo con las caducidades. Pensamos que esta disposición del Sernapesca debería dejarse sin efecto, es más, no debería existir porque consideramos que el Estado no puede dejar a alguien sin su actividad laboral. Por una u otra razón, de carácter económico muchas veces, estas personas no han podido realizar su actividad, lo que no quiere decir que no puedan ejercerla nunca más”, señaló Agustín Ruiz, director de la Conapach y secretario de la Federación de pescadores artesanales de Hualaihué (región de Los Lagos).

Agregó, “es más, no solo se eliminan pescadores del Registro Pesquero Artesanal, sino que nadie más puede entrar, lo que podría hacer desaparecer la actividad artesanal”.

Por otro lado, el director de Conapach, catalogó como “fraude” el Programa de reposición y reparación de embarcaciones del Indespa. “Muchos pescadores quedaron fuera del concurso por no tener correo electrónico. ¿Qué se hizo con los 7 mil millones de pesos que dijeron irían destinados a la pesca artesanal?”, cuestinó.

Al respecto, Juan García, presidente de la A.G. Demersales de la región de Los Lagos y presidente del sindicato de pescadores artesanales de Anahuac, coincido en que “el programa de gobierno más que un beneficio se ha convertido en un problema, porque además de dejar fuera a muchos pescadores artesanales, no considera que los carpinteros de ribera no tienen iniciación de actividades, por lo tanto, no pueden emitir facturas, lo que además estaría provocando problemas a la hora de rendir los proyectos”.

“Para solucionar estos problemas, queremos más que nunca una nueva gobernanza, queremos permanecer unidos por un Ministerio del Mar”, sostuvo el pescador artesanal. “El nuevo presidente debe hacer valer su compromiso de revisar la carta donde se solicita que la nueva institucionalidad sea una realidad, un lugar donde nos sintamos más representados y con mayor atención a nuestros problemas”, agregó.