El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) informó el término de la investigación sobre el presunto escape de peces desde el centro Skyring 3, operado por empresa Nova Austral S.A. ocurrido el 9 de noviembre del año pasado. La entidad confirmó la ruptura de las redes peceras y mallas pajareras, lo que habría posibilitado el escape de miles de salmones.

Así lo informó el director regional de Sernapesca, Patricio Díaz, quien detalló que “el análisis técnico efectuado determinó que efectivamente se produjo un escape de entre 268.000 a 387.000 peces de la especie salmón del Atlántico, con un peso promedio de 235 gramos, en Ensenada Ponsomby, sector sur este del Seno Skyring, en la región de Magallanes”.

Al momento de la contingencia producto del mal tiempo, la empresa retiró los peces existentes en el centro, momento en el que se constató que faltaban 482.700 ejemplares. De acuerdo a lo indicado por la empresa, esta ausencia obedece exclusivamente a la acción depredadora de lobos marinos que ingresaron al centro de cultivo.

“No obstante, el análisis de registros obtenidos en las inspecciones en terreno, da cuenta que hubo ruptura de redes peceras y que la malla pajarera tampoco tenía el tamaño de malla que impidiera la pérdida de peces por la zona superior de las jaulas, por acción mecánica ante eventos de oleaje intenso. Estos problemas se vieron posiblemente agravados por el abandono del centro durante ciertos períodos de tiempo, en que no hubo personal de resguardo”, detalla el informe de Sernapesca.

El reporte también subraya que el centro fue sembrado entre junio y septiembre del 2021 y que ya en este último mes, “Sernapesca advirtió que no se cumplían estándares de seguridad frente a condiciones meteorológicas adversas y que existía el riesgo de escape de peces. La empresa desestimó las observaciones, entregando argumentos y antecedentes que no fueron compartidos por el ente fiscalizador y en ese momento se procedió a una primera denuncia ante la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), por no disponer de módulos de cultivo y fondeos que presenten condiciones de seguridad adecuadas, infringiendo lo dispuesto en el Artículo 87° de la LGPA y el Art. 4° letra e del RAMA”.

Respecto de la eventualidad que los peces faltantes hayan sido depredados por lobos marinos, Sernapesca Magallanes indicó que el consumo teórico de biomasa por parte de lobos marinos, sería muy inferior al total de peces escapados y por ende no explica la cantidad de peces faltantes.

En consecuencia, con fecha 14 de enero se entregó la denuncia respectiva ante la SMA por “No notificar de inmediato contingencia ambiental por escape de peces al Servicio, Autoridad Marítima y Superintendencia del Medio Ambiente (Art. 87 LGPA N° 18,892; Art. 5° inciso final y Art. 5° C, inciso final RAMA), No recapturar del 10% de ejemplares ante Escape o pérdida masiva de peces (Art. 118 quáter y Art. 87 LGPA N° 18.892; Art. 6° RAMA. Ley 19.300), No cumplir con el plan de contingencias ante mortalidad masiva y escape de peces (Art. 87 LGPA N° 18.892; Art. 5° RAMA) y No disponer de la capacidad de extracción de mortalidad mínima declarada en su plan de contingencias (Art. 87 LGPA N° 18.892; Art. 5° RAMA)”.

Finalmente, desde la Dirección Regional de Sernapesca subrayaron la importancia de que las empresas reporten inmediatamente estas contingencias, de manera tal de poder activar los protocolos respectivos y evitar así mayores impactos en el medio ambiente.

Fotografías: Sernapesca