Un grupo de actores del comercio exterior de la región del Biobío suscribió un documento con lineamientos para generar una política pública que fortalezca la actividad, en particular tras las alteraciones generadas por la pandemia. La iniciativa surgió en noviembre pasado con la formación del Comité de Gremios del Comercio Exterior, que congrega a actores del sector forestal, pesquero industrial y logístico-portuario. Finalmente, seis gremios, Asexma Biobío, Corma Biobío-Ñuble, Asipes, Pymemad, Cámara Aduanera y Camioneros del Sur de Chile, y una organización sindical, la Unión Portuaria del Biobío, suscribieron la propuesta que propone medidas en cinco ejes centrales.

En el primero, propone fortalecer las plataformas tecnológicas asociadas a la importación y exportación de mercancías. Un segundo punto pide garantizar la seguridad de las cargas, en particular durante su desplazamiento por la macrozona sur. Además, y como tercera propuesta, plantea acelerar la construcción de proyectos de infraestructura vial, como el Puente Industrial o la Ruta 160, en su tramo entre Coronel y la capital regional. La cuarta recomendación apunta a que la regulación incorpore un sentido de adaptabilidad a los cambios del mercado. Finalmente, incluye un eje destinado a avanzar en planes integrales de logística-portuaria, en que se contemplen aspectos laborales y de inserción urbana de los terminales portuarios.

Colaboración

El documento destaca que “debemos despertar el interés de las autoridades para generar los cambios normativos, tecnológicos y de inversión pública actualizadas a las necesidades de esta industria y del país”. Macarena Cepeda, presidenta de la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), destacó el trabajo asociativo y compromiso por impulsar esta visión entre las futuras autoridades. Agregó que, en particular, “buscamos impulsar una política de estado, de manera de potenciar las capacidades del Biobío y transformarla en una real plataforma logística para la macrozona sur. La próxima semana vamos a entregarla al gobernador regional e iniciaremos una agenda de reuniones con las autoridades sectoriales por definir”.

Por su parte, Fernando Illanes, gerente regional de Corma Biobío y Ñuble, destacó la diversidad del grupo de diálogo, lo que en su opinión “ayuda mucho a que la región pueda crecer como región exportadora. Hemos visto amenazas que nos pueden afectar y, por lo mismo, este trabajo puede beneficiar a toda la región, sus habitantes y empresas”. En particular, aludió a combatir los efectos del estancamiento en el crecimiento potencial y la inestabilidad del mercado internacional.

Proyección

Alfredo Meneses, presidente de Asexma Biobío, dijo “estamos llegando a una conclusión relevante, generar un sello para las cargas que salgan por la región y que implique que este centro logístico sea capaz de competir internacionalmente. Nos queda empezar a ponernos de acuerdo y desarrollar las iniciativas en que gane todo el comercio exterior”.

Con un sentido de contingencia, Daniel Meza, líder de Camioneros del Sur de Chile, planteó aumentar la protección y aumentar eficiencia en el transporte de carga. En ese sentido, aseguró que “estamos sufriendo con la inseguridad al cruzar la macrozona sur y las esperas en algunas instalaciones portuarias. Esto último podríamos atenderlo con las medidas para facilitar el comercio a través de plataformas logísticas. Nos preocupa porque tenemos un 20% de carencia de conductores, por lo que es importante que la carga se embarque por la zona”.

En esa misma línea, Valeria Flores, representante de Agentes de Aduanas, apuntó a la “simplificación y armonización de los procesos y flujos de información para promover la competitividad y desarrollo regional”.

A inicios de la próxima semana, el documento será entregado formalmente al gobernador del Biobío, Rodrigo Díaz, autoridad que participó en el diálogo de construcción, para luego continuar con los parlamentarios locales y las autoridades sectoriales.

Fotografías: Comité de Gremios del Comercio Exterior