Maiken Foods AS Group, con sede en Noruega, desarrolló una tecnología innovadora para el cultivo de salmón y bacalao en peceras en tierra. El impulsor del proyecto y fundador de la empresa, el noruego Arve Gravdal, cuenta con una dilatada experiencia en este campo y ha desarrollado varios proyectos similares en otros países.

El proceso tecnológico consiste en grandes estanques circulares, cada uno con un módulo de filtro integrado para una recirculación intensiva. Esta tecnología, propiedad de Maiken, utiliza agua de mar, reciclándola en el tanque antes de devolverla al océano. El agua utilizada se enfría por medio de energía fotovoltaica generada por paneles solares en el techo de los tanques y en los distintos edificios de la unidad de producción. El objetivo es producir a través de un proceso innovador, de alta calidad y sostenible.

Los tanques operan de forma independiente (IPU – Unidades Individuales de Producción), lo que permite un control más eficiente de la producción y su expansión de acuerdo con el crecimiento de la demanda. Esta tecnología permite la cría de animales de forma sostenible, a temperatura controlada y libre de parásitos y productos químicos.

El proyecto consistirá en un vivero para producir 6.000 toneladas métricas anuales. Una inversión, en una primera fase, de 40 millones de euros para la producción de salmón. La inversión total es de 80 millones de euros e incluirá, en una segunda fase, la producción de bacalao. Los principales mercados serán, además de Portugal, otros países de la Unión Europea, especialmente Francia y España.

Durante la construcción se crearán 50 puestos de trabajo, con 200 puestos de trabajo de tiempo completo generados cuando el proyecto alcance la velocidad de crucero.

Maiken Foods espera iniciar la construcción en el último trimestre de 2022.

Fotografía: Maiken Foods