Debido a los requerimientos de los mercados mundiales son cada vez más exigentes en calidad, inocuidad, seguridad alimentaria, trazabilidad, medio ambiente, responsabilidad social, interacción con las comunidades, interacción con la vida silvestre, seguridad y salud ocupacional de los colaboradores, es que la empresa Costasal tomó la decisión de implementar la norma ASC en sus cultivos de moluscos bivalvos.

Esta certificación, que se llevó a cabo con la Casa Certificadora Control Unión, ayuda a posicionar en el lugar adecuado para afrontar los próximos años con mayor garantía de éxito las operaciones productivas y comerciales de la empresa, según fue informado.

El proyecto fue apoyado, además, por la Consultora Clarke, quienes los acompañaron en el diseño, implementación y certificación de esta norma.

La empresa de Cultivos Marinos Costasal Limitada, cuenta con casi 20 años de experiencia en el sector de Quelquel y Castro, y actualmente cuentan con 4 centros de cultivo de Chorito (Mytilus chilensis), 3 en Chiloé y uno en el Estuario de Reloncaví.

Actualmente producen 5.000 ton netas de chorito fresco, de calidad estándar, para los distintos tipos de producto que elabora la industria, ya sea carne, entero (jugosón) y media concha; productos que son exportados principalmente a Europa, EE.UU. y Asia.

Fotografía: Costasal