Ayer, jueves 10 de febrero, el CEO de Salmon Evolution, Håkon André Berg, y el CFO, Trond Håkon Schaug-Pettersen, presentaron los resultados del cuarto trimestre de 2021, es decir, de los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre pasados.

En el encuentro virtual, los ejecutivos destacaron que la compañía ya se encuentra en camino para la liberación del primer smolt en marzo de 2022 y que el gasto de capital va en línea con el presupuesto. También destacaron la asociación estratégica que concretaron con Cargill, que incluye una inversión privada de $USD 5 millones. “Celebramos un acuerdo de compra de energía verde con Statkraft, asegurando la gran mayoría de las necesidades de electricidad hasta 2023 en términos atractivos, lo que confirma los supuestos presupuestarios originales”, indicaron.

La empresa, además, garantizó un paquete de financiamiento de deuda de NOK 52 millones (cerca de $USD 5.9 millones) relacionado con Kraft Laks. “El smolt de Kraft Laks continúa funcionando bien, el peso de liberación promedio esperado para el primer smolt es de alrededor de 300 gramos”, dijeron.

Se refirieron también al inicio de los preparativos de la fase 2 en Indre Harøy (Noruega) y la firma de los términos generales con Artec Aqua para la construcción de esta.

«2021 fue un año innovador para Salmon Evolution con una gran cantidad de esfuerzos realizados por nuestros empleados y proveedores. Estamos realmente emocionados de poder dar la bienvenida pronto al primer smolt en nuestras instalaciones en Indre Harøy. Hemos gastado mucho de tiempo preparándonos para este evento histórico y tengo una gran confianza en nuestra organización, ya que Salmon Evolution ahora entra en la siguiente fase”, comentó Håkon André Berg.

Más detalles aquí.

Fotografía: Salmon Evolution