Nova Austral logró certificar el 100% de sus centros de cultivo en producción con las acreditaciones “Aquaculture Stewardship Council” (ASC) y “Mejores Prácticas Acuícolas” o “Best Aquaculture Practices” (BAP), los programas más exigentes en materia de sustentabilidad para la industria acuícola internacional. Todas estas instalaciones están ubicadas en la región de Magallanes en Chile.

La compañía obtuvo recientemente las certificaciones para el centro Aracena 11, que se suma a las acreditaciones logradas anteriormente por la compañía para los centros Aracena 1, 3, 4, 5, 13 y 19, Cockburn 23; para la planta de procesos ubicada en Porvenir; y la nueva piscicultura en Tierra del Fuego.

Según indicaron desde la compañía, la recepción del sello BAP, de la Alianza Global para la Acuicultura (GAA), y ASC, ambas consideradas las más exigentes para la producción acuícola a nivel global, confirma que la cadena productiva de Nova Austral opera bajo altos estándares de sostenibilidad de la industria, y respalda que la producción de salmón que elabora Nova Austral es de la más alta calidad y libre de antibióticos.

“Estamos muy contentos y entusiasmados por este gran hito, fruto del esfuerzo de esta nueva etapa de la compañía por operar en todos sus procesos con los más altos estándares de sostenibilidad, responsabilidad ambiental y buenas prácticas. Cumplir el objetivo de tener el 100% de la producción verificada con los estándares BAP y ASC, los más exigentes a nivel de industria, nos da un impulso para seguir avanzando en esta materia”, destacó Nicolás Larco, gerente general de Nova Austral.

La obtención de estas certificaciones se circunscribe dentro de plan definido por Nova Austral para fortalecer las buenas prácticas y generar valor para el largo plazo. Entre algunos de los resultados de esta estrategia para la compañía, destaca la certificación “Huella Chile” del Ministerio de Medio Ambiente, para cuantificar emisiones, y la adhesión a la Red Pacto Global Chile – ONU, la cual destaca por ser la organización de sostenibilidad empresarial más grande del mundo. Asimismo, la empresa recientemente publicó su primer Reporte de Sostenibilidad, donde da cuenta de los principales KPI de cumplimiento para la operación y del no uso de antibióticos en sus centros de cultivo durante los últimos años.

Sobre ASC Y BAP

Best Aquaculture Practices es un programa de certificación internacional establecido en estándares alcanzables, basados en la ciencia y continuamente mejorados para toda la cadena de suministro acuícola (centros de cultivo, pisciculturas, plantas de procesamiento), que aseguran alimentos saludables producidos a través de métodos ambiental y socialmente responsables. BAP es administrado por Global Aquaculture Alliance (GGA), organización sin fines de lucro dedicada a la promoción, educación y el liderazgo en acuicultura responsable.

Aquaculture Stewardship Council (ASC) es una organización independiente, internacional, sin fines de lucro que administra un programa de certificación y etiquetado para la acuicultura responsable. Su función primaria es gestionar los estándares mundiales para una acuicultura responsable, que fueron desarrollados por los WWF Aquaculture Dialogues.

Fotografía: Nova Austral