Desde la empresa salmonicultora Cermaq destacan que el fuerte aumento en el consumo doméstico de salmón fue una respuesta a las restricciones o el cierre de restaurantes y comidas al aire libre. Ahora que la sociedad se abre, las ventas minoristas siguen siendo altas. Los consumidores parecen haber aceptado el salmón como un alimento conveniente y saludable para preparar en casa.

“La demanda global ahora es extremadamente fuerte, con una demanda fuerte y continua del comercio minorista mientras que el servicio de alimentos está volviendo a la normalidad”, comentó Arild Aakre, jefe de Ventas Globales de Cermaq.

El mercado estadounidense es un ejemplo a pesar de un crecimiento del 14 %, ha mostrado precios fuertes durante todo el año, los precios de importación del salmón chileno aumentaron un 28 % en comparación con 2020.

Desde la firma sostienen que no es nuevo que los consumidores conozcan los beneficios para la salud de comer salmón. Ahora parece que también han experimentado lo fácil que es preparar comidas diarias y ocasiones especiales.

“Muchos, como yo, tenemos un número limitado de platos que normalmente hacemos nosotros mismos. Y si bien este largo período de vida en el hogar ha sido un desafío, también ha sido una oportunidad para descubrir y probar nuevos platos. El salmón parece ser un ganador”, continuó Arild Aakre.

Añaden que el aumento del consumo de mariscos, incluidos los pescados grasos como el salmón, está en línea con las pautas dietéticas. Una razón adicional para los consumidores puede ser el hecho de que el salmón tiene una pequeña huella de carbono, en comparación con la carne de animales terrestres. Esta es también la base para la Evaluación de Alimentos Azules que concluye que el crecimiento en la producción mundial de alimentos debe provenir del océano.

Fotografía: Cermaq.