Cientos de pescadores artesanales, mariscadores y algueros se manifestaron frente a las oficinas de la Compañía Puerto Coronel S.A. (región del Biobío), para expresar su rechazo a la oferta realizada por esa empresa frente a la demanda por contaminación presentada en 2019 por 2.334 personas que viven en la ciudad de Coronel y que realizan actividades productivas asociadas al mar.

En la demanda, se detallan algunos de los episodios de contaminación de carbón y de residuos industriales líquidos, consecuencia del lavado de contenedores. Sin embargo, como señala el documento legal, la contaminación es de carácter permanente, debido al incumplimiento de la Resolución de Calificación Ambiental aprobada en el año el 1 de octubre de 2007, en la que se califica ambientalmente favorable el proyecto “Construcción del Muelle Granelero, Puerto de Coronel, comuna de Coronel” o Muelle 3, por la Comisión Regional del Medio Ambiente de la región del Biobío.

La demanda indica que tanto la contaminación como los incumplimientos han sido constatados por las autoridades ambientales de la región del Biobío y, por ello, se realizaron los procesos sancionatorios correspondientes.

Para Hernán Cortés, presidente de Fenaspar (Federación Nacional de Pescadores Artesanales), “Coronel es una zona de sacrificio y las empresas continúan contaminando nuestras aguas y aire de manera irresponsable afectando nuestra salud y nuestra actividad económica sustentada en el mar. No queremos contaminación, pero ya que hemos sido afectados requerimos de Puerto Coronel una justa compensación por los daños ocasionado”.

Al concluir la manifestación, y después de dialogar con el gerente de Recursos Humanos de la empresa, Claudio Rocuant, el dirigente artesanal concluyó: “Ha quedado nuevamente comprobado que las empresas responden ante las manifestaciones, ya que se nos ha dado seguridad de que iniciaremos un proceso de diálogo honesto entre la empresa y los afectados por la contaminación en la bahía Coronel”.

Fotografía: Fenaspar