Un informe recientemente publicado por un auditor independiente en Brasil afirma que los proveedores de soja brasileña para el salmón noruego han logrado su objetivo de una cadena de suministro libre de deforestación y conversión. Enlace para descargar el informe a continuación.

“El salmón noruego ha sido alimentado solo con soya cultivada sin deforestación certificada durante muchos años, pero la industria recientemente unió fuerzas para usar el poder de mercado para impulsar un cambio más amplio y terminar con el comercio de soya deforestada a otras industrias también. El informe confirma que la estrategia, anunciada el año pasado, ha sido un éxito”, señalaron desde el Norwegian Seafood Counicl (NSC).

La colaboración entre los actores de la industria noruega para exigir cadenas de valor libres de deforestación ha sido descrita como un cambio de juego en Brasil. Rainforest Foundation recibió con agrado los hallazgos del informe y destacó la importancia de que las empresas del sector privado se involucren activamente en la solución de los problemas de deforestación que acechan a la industria de la soya.

En una entrevista con el medio de noticias de negocios noruego E24, su portavoz también instó a otros productores de alimentos a seguir los pasos de la industria del salmón noruega.

Los agricultores brasileños de soja están regulados por el organismo de certificación internacional Fundación ProTerra, que estableció un riguroso método de control y verificación para demostrar que los agricultores que eliminan cualquier bosque no podrán vender soja a los proveedores.

Se utilizaron técnicas satelitales y listas de embargos como formas de monitorear la actividad, según el informe de auditoría, que confirma que la cadena de suministro de soja se ha vuelto libre de deforestación y conversión. La auditoría también verificó que los agricultores no estuvieran involucrados en esclavitud o trabajo ilegal, y que no hubiera superposición de agricultura con tierras indígenas.

“Este es otro ejemplo de cómo los productores de salmón noruegos lideran el camino, yendo más allá de la sostenibilidad y las prácticas sostenibles, a lo largo de la cadena de suministro”, dijo Renate Larsen, directora ejecutiva de The Norwegian Seafood Council. “Estamos orgullosos de representar una industria que trabaja tan duro por un cambio positivo y logra ser esa fuerza impulsora para mejorar para todos”, agregó.

“Esto demuestra que podemos hacer más para proteger el medio ambiente trabajando con nuestros socios en Brasil, que simplemente alejarnos y boicotear la soya”, indicó Leif Kjetil Skjæveland de Skretting, en nombre de los productores noruegos de alimentos para peces.

Tres empresas suministran soja a la industria del salmón noruega. Dos de ellos, Caramuru y CJ Selecta, han pasado por las auditorías. La tercera empresa, Cervejaria Petrópolis-Imcopa, se encuentra actualmente en proceso de auditoría. El auditor no observó ninguna no conformidad, solo oportunidades de mejora.

Más información aquí.

Fotografía: Norwegian Seafood Council