Según indicaron desde la sede en Dinamarca de BioMar, la expansión de una amplia cartera de materias primas constituye una de las piedras angulares más importantes de la empresa, ya que la búsqueda de ingredientes novedosos para promover la innovación y la sostenibilidad continúa.

La investigación y el desarrollo de ingredientes a base de algas en BioMar se remonta a 2013 con extensos proyectos de investigación internos y externos. Un ejemplo reciente fue el proyecto “Alga4Fuel&Aqua”, una colaboración entre BioMar Hellenic, la Universidad de Tesalia y otras partes interesadas clave.

Los primeros alimentos comerciales que contenían microalgas llegaron a los mercados en 2016 y, para 2021, BioMar había alcanzado un millón de toneladas de alimentos para salmón que contenían microalgas. Ahora, con la mejora de las microalgas en la cartera de materias primas en las instalaciones de Brande en BioMar, ya no se considera un ingrediente de nicho.

Anders Brandt-Clausen, director general de BioMar Baltics, explicó que “las microalgas han sido un ingrediente estratégico revolucionario para nosotros durante años, y todavía lo son. Ahora estamos encantados de aumentar significativamente los volúmenes que utilizamos y elevar el nivel de sostenibilidad de nuestros productos estrella. Las microalgas ya no son una idea novedosa, se han convertido en una realidad comercial”.

Desde la empresa señalaron que, los ingredientes marinos como la harina y el aceite de pescado son excelentes fuentes de nutrientes vitales para la nutrición de los peces, sin embargo, son recursos finitos. Al incluir microalgas ricas en ácidos grasos omega de cadena larga en las dietas de alimentos, ahora es posible pasar por alto a los peces silvestres e ir directamente a la fuente original de omega 3 marino. Esto ayuda a aliviar la presión sobre nuestros océanos al tiempo que garantiza que los peces obtengan la nutrición óptima necesaria, y también reduce la relación Pescado dentro: Pescado fuera.

BioMar tiene una filosofía para obtener materias primas e ingredientes que no compitan con la cadena de suministro humana. Es por eso que se tomaron acciones concretas con un conjunto de ambiciones, que incluían el objetivo de que los alimentos de BioMar sean 50 % circulares y restauradores para 2030. Las materias primas circulares son aquellas que se originan a partir de subproductos y flujos de desechos, y BioMar define los ingredientes restauradores como materias primas que cambian significativamente el equilibrio entre los impactos en los ecosistemas y los sistemas de producción humana hacia resultados ambientales netos positivos.

AlgaPrime DHA, suministrado por Corbion, se incluirá en la formulación de las dietas insignia de alto rendimiento de BioMar y ayudará a promover el perfil de sostenibilidad de series de productos como Blue IMPACT, EFICO Enviro y ORBIT.

“Vemos esto como la etapa de nacimiento de la próxima generación de alimentos con un perfil altamente sostenible de Brande. Agregar microalgas allana el camino para los próximos desarrollos y los agricultores se beneficiarán directamente con una reducción de su propia huella en la granja”, concluyó Anders Brandt-Clausen.

Fotografía: BioMar