En un reciente estudio se investigó el impacto de 50 años de selección genética equilibrada en el crecimiento y la productividad de la industria noruega del salmón del Atlántico. En este escenario, se destacó que la genética ha jugado un papel importante en la optimización y eficiencia de la producción, pero que aun así, los beneficios de la selección genética en la acuicultura están menos documentados.

“Ver el efecto potencial de nuestra selección genética equilibrada para el crecimiento futuro de la acuicultura noruega ha sido una experiencia reveladora”, señaló Ingun Næve, investigadora de AquaGen y autora del artículo “El poder de la genética”.

En la investigación los resultados se usaron para modelar el impacto pasado y futuro de la selección genética en el crecimiento de la industria acuícola noruega, destacando que es posible una reducción del 50 % en el tiempo de producción y la mortalidad en el agua de mar para el año 2050. Al mismo tiempo se podría alcanzar hasta un 77 % del objetivo de una producción noruega total de cinco millones de toneladas, en el mismo período.

No obstante, añaden, “los beneficios de la selección genética en la acuicultura están menos documentados debido a un entorno de producción variable, un tiempo de producción prolongado y desafíos como los piojos de mar, las enfermedades infecciosas y las fluctuaciones del mercado”.

“Descubrimos que se podría lograr una producción noruega total de 2,5 a 3,2 millones de toneladas en 2050 únicamente mejorando el potencial de crecimiento inherente del salmón del Atlántico a través de la selección genética. Además, se espera que el tiempo de producción en agua de mar se reduzca entre un 40% y un 53 %; de 15,3 meses en 2019 a un tiempo de producción que oscile entre 9,2 y 7,2 meses en 2050, respectivamente”, señala la investigación.

 

 

                                      *Ingun Næve, investigadora de AquaGen.

Agregan que la reducción del tiempo de producción en el agua de mar, da como resultado una reducción del tiempo de riesgo de enfermedades y otros eventos desafortunados (…) La contribución a la reducción de pérdidas y el aumento de la utilización de recursos aumenta la sostenibilidad de la industria acuícola en el país nórdico.

Concluyen que la selección genética debe incluirse como un componente central, al predecir el futuro desarrollo y crecimiento de la producción acuícola, tanto en Noruega como en otros países productores de salmón.

Vea en detalle la investigación en este enlace.

Fotografías: AquaGen.