Entre las jornadas del 19 y 23 de febrero, se desarrolló el proceso de relevo de dotaciones y tareas de reaprovisionamiento a los faros oceánicos “Islas Diego Ramírez” e “Islotes Evangelistas”, considerados como “El Faro del Fin del Mundo” y “La Roca” respectivamente, esto por su aislamiento geográfico y las complejas condiciones meteorológicas presentes en su ubicación.

De esta manera por medio de OPV 83 “Marinero Fuentealba” y a través del destacamento de Aviación Naval embarcado, se realizó el traslado de las dotaciones a las respectivas reparticiones, así como también de las 25 toneladas de suministros de víveres, material de mantenimiento y equipos, para el desarrollo de tareas que las dotaciones tendrán que cumplir durante los cuatro meses de aislamiento.

Las óptimas condiciones meteorológicas en el área de islas Diego Ramírez, ubicada en el extremo sur de la plataforma continental americana, permitieron el cumplimiento de las tareas por medio del helicóptero Naval del Grupo Aeronaval Sur embarcado, trasladando adicionalmente a un equipo de científicos que realizaran estudios en las islas en relación a diversos tipos de petreles y albatros, aves marinas en proceso de anidación en las cercanías del faro.

Posteriormente el OPV 83 “Marinero Fuentealba” se trasladó hasta el área de la boca occidental del Estrecho de Magallanes, en donde durante las jornadas del 22 y 23 de febrero se desarrollaron las tareas de relevo de dotación y reaprovisionamiento del Faro “Islotes Evangelistas”, bajo condiciones meteorológicas cambiantes, las cuales fueron condicionando las operaciones aéreas, culminando con éxito durante la tarde del 23 de febrero.

Es de esta manera que las nuevas dotaciones ya se encuentran operando en los emblemáticos faros oceánicos, asumiendo las diferentes tareas y responsabilidades vinculadas a su labor, como es salvaguardar la vida humana en el mar, control del tráfico marítimo y mantenimiento a las instalaciones, las cuales durante un período de cuatro meses serán parte integra de los servidores navales que se mantendrán aislados en estas recónditas islas del territorio nacional.

Fotografía: Directemar