El sábado 19 se llevó a cabo una fiscalización entre funcionarios del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) Los Ríos y Carabineros de los retenes de Riñinahue, Llifén y de Chabranco, en diferentes sectores de las comunas de Futrono y Lago Ranco, logrando detectar varios vehículos que en total transportaban 910 kilos de salmón Chinook, el cual había sido capturado de manera ilegal.

Se cursaron 13 citaciones al Juzgado de Policía Local de Futrono, además de incautar dos camionetas y el total del recurso, el cual fue desnaturalizado luego de que desde la Seremi de Salud determinaran que no era apto para el consumo humano.

“Por nuestra parte como Sernapesca continuaremos con el programa de fiscalización en aguas continentales y este modo intentar frenar la pesca furtiva además de contribuir al cuidado de la pesca recreativa, actividad de gran importancia para el desarrollo del turismo de nuestra región.” Aseguró Rodrigo Casiner, Encargado de Fiscalización Pesquera de Sernapesca Los Ríos.

El operativo se organizó a raíz de un trabajo por parte de funcionarios de Sernapesca de la región de los Ríos que consistió en la recopilación de información en terreno, además de diversas denuncias anónimas. Desde Sernapesca recordaron que la pesca en cursos y cuerpos de agua dulce es únicamente para fines recreativos y no comerciales. La institución cuenta con el número 800 320 032 para realizar denuncias de manera anónima y segura.

Fotografía: Sernapesca