Este fin de semana se efectuó un procedimiento conjunto con la Armada de Chile y la Policía de Investigaciones (PDI) en el sector norte de Tocopilla (región de Antofagaste), detectando 2,5 toneladas de huiro negro barreteado, práctica ilegal que afecta directamente la sustentabilidad del recurso.

El operativo se organizó ante información recibida por denuncias ciudadanas, controlando a 22 personas que estaban extrayendo algas en la zona, de los cuales 17 eran nacionalidad extranjera, y cursando tres citaciones por realizar la práctica ilegal del barreteo, donde se extrae el alga desde el disco con que se aferran al sustrato marino con un chuzo o barreta.

Esta alga solo puede extraerse cuando vara naturalmente, y la práctica del barreteo está prohibida porque se afecta directamente el ecosistema marino, pues las algas son refugio y alimento de muchas especies de peces, crustáceos, moluscos e incluso algunos mamíferos como el chungungo.

«Cada vez las personas van tomando más conciencia sobre el rol que tienen las algas en el ecosistema marino, y han aumentado las denuncias que hemos recibido, lo que nos aporta información muy importante para planificar nuestros operativos», indicó René Salinas, director regional de Sernapesca Antofagasta, destacando también la coordinación con la Armada y la PDI, que ha permitido aunar esfuerzos en esta materia.

 Fotografía: Sernapesca