El Tribunal de Apelación de Borgarting en Oslo, Noruega, afirmó en su sentencia que “(…) Biomar desarrolló Intro Tuning de una manera que no fue ampliamente aceptada en la industria, y que parecen claramente censurables y contrarias a las consideraciones de sana competencia” (Traducción de STIM).

El director ejecutivo de STIM, Jim-Roger Nordly, comentó que está contento de que la batalla legal ya haya terminado, y que “esto es sobre todo una victoria para la innovación y para la industria de la que formamos parte. Nuestra empresa siempre ha puesto gran esfuerzo y recursos en la creación de nuevos productos y soluciones que pueden mejorar la salud y el bienestar de los peces y la industria de la acuicultura en su conjunto. Este fallo envía una señal clara de que las grandes empresas internacionales no son libres de explotar tales innovaciones. Es importante no solo para nosotros, sino para todas las empresas involucradas en los esfuerzos de desarrollo”, a lo que agregó que “tenemos varios proyectos nuevos de I+D que requieren toda nuestra atención. No se perderá la distracción de este caso judicial”.

Con este fallo, el Tribunal de Apelación de Borgarting confirmó la validez de las patentes relacionadas con SuperSmolt FeedOnly.

“La conclusión fue la misma que la del Tribunal de Distrito de Oslo y la Oficina Europea de Patentes, así que no hay sorpresas. No hay duda de que SuperSmolt FeedOnly fue un cambio de juego en términos de smoltificación eficiente y sincronizada, baja mortalidad y buen rendimiento de crecimiento tanto antes como después de la transferencia al mar. Es una de nuestras innovaciones más importantes”, concluyó Nordly.

Fotografía: Archivo STIM