Durante la tarde de este domingo, el tripulante de una embarcación proveniente de Calbuco (región de Los Lagos), de 48 años de edad, presentó sintomatología afín a una intoxicación por Veneno Paralizante de los Mariscos, luego de consumir almejas, en el sector de Estero Quitralco en el litoral sur de la región de Aysén, descompensándose rápidamente y falleciendo horas más tarde.

Frente a esta situación, el Instituto Médico Legal envió muestras al Laboratorio de Salud Pública Ambiental y Laboral de la Seremi de Salud Aysén, las cuales arrojaron la presencia de toxina paralizante de los mariscos, confirmándose la intoxicación.

La información la dio a conocer la jefe del Laboratorio de Salud Pública Ambiental y Laboral de la Seremi de Salud, Dra. María Angélica Tocornal:  “Tuvimos que lamentar el fallecimiento de una persona por consumo de mariscos con toxina paralizante, esta persona andaba en una embarcación de Calbuco, y consumió mariscos directamente extraídos desde el sector Estero Quitralco, habría consumido cuatro almejas, las cuales le produjeron la intoxicación y posteriormente la muerte por toxina paralizante”. Dicho sector, se encuentra con prohibición de extracción para ese recurso.

En este contexto, María Angélica Tocornal, reiteró la importancia de no consumir mariscos de lugares que no se encuentren autorizados, privilegiando el comercio establecido.  “La recomendación a la población es solamente consumir mariscos de sectores autorizados, y que estos hayan sido previamente analizados para la detección de toxinas, los cuales se expenden en el comercio formal donde tienen a la vista del público los documentos que acreditan que los productos ya fueron analizados”.

Por lo anterior, la autoridad reitera el llamado a la población y trabajadores del litoral a extraer mariscos solo en sectores autorizados por la autoridad sanitaria y con análisis de toxinas marinas previo al consumo.

Finalmente, cabe señalar que la “marea roja” es el término comúnmente utilizado para referirse a los Fenómenos Algales Nocivos (FAN), caracterizados por un aumento excesivo en el número de algas microscópicas que producen toxinas que afectan al ser humano y a los animales. Estos compuestos son acumulados en los mariscos los cuales pueden generar toxinas de Veneno Diarreico de los Mariscos (VDM), Veneno Amnésico de los Mariscos (VAM) y Veneno Paralizante de los Mariscos (VPM).

Fotografía: Seremi de Salud de Aysén.