Dirigentes parte del Directorio Ejecutivo de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach), visitaron este martes dependencias del ex Congreso Nacional para reunirse con diversos constituyentes y así pedir apoyo para instalar en la nueva carta magna el mar y su importancia en la cultura, la alimentación y la economía nacional. De tal forma que de ello se desprenda la necesidad de crear un Ministerio del Mar.

De este modo, se quiere subsanar la deuda que tiene el país con la pesca artesanal y todas los requerimientos que se arrastran por décadas de parte de las comunidades y la diversidad de actividades que se desarrollan en el mar y en el borde costero, de modo que un nueva institucionalidad pueda ofrecerles una mirada más especializada, que contribuya a su desarrollo y crecimiento.

Entre otros temas, se trató la necesidad de que se garantice por vía constitucional la libertad de traslado y su desplazamiento de los tripulantes de la pesca artesanal a través de todo el territorio nacional, así como el reconocimiento de los derechos históricos de los pescadores de la región de Los Lagos respecto a la actividad pesquera realizada en la Macrozona Austral.

Además, se pidió el apoyo para consagrar en la constitución el derecho a la alimentación saludable de la población mediante el apoyo del Estado a la agricultura familiar campesina, la pesca artesanal, los mercados locales y ferias libres parte del canal agropesquero tradicional, parte de una propuesta que además incluye reconocer la soberanía alimentaria y los derechos del mundo rural; todo parte de una iniciativa consensuada entre Codema (Corporación Observatorio del Mercado Alimentario,  Anamuri (Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas) y la participación de 12 organizaciones de la pequeña agricultura campesina e indígena.

De este modo, Zoila Bustamante, Miguel Avalos y Marco Salas, presidenta, secretario y tesorero de la Conapach, respectivamente, se reunieron con la presidenta de la Convención Constitucional, María Elisa Quinteros, el constituyente Harry Jürgensen y su homónima Elsa Labrana, esta última, con quien han desarrollado un trabajo constante para incluir una serie de consideraciones en la redacción de la nueva constitución.

En esta línea, la presidenta de la Convención, agradeció la entrega de los antecedentes, comprometió su análisis y sugirió difundir las indicaciones entre los demás constituyentes  de las distintas comisiones, de forma que se instale un conocimiento sobre el tema y obtenga una buena votación.

Por su parte, Harry Jürgensen, asintió a la necesidad de reconocer el mar en la constitución y de mejorar algunos aspectos relacionados con la pesca artesanal y su quehacer, aunque admitió que, a su parecer, había articulados que más bien serían materia de ley como es el Ministerio del Mar.

Del mismo modo, Labraña analizó en qué pie va cada una de las propuestas enviadas a la convención y comprometió seguir trabajando con la pesca artesanal en las materias que les competen e instó a los dirigentes hacer las indicaciones correspondientes en el menor plazo posible.